La Provincia
Lunes 02 de Noviembre de 2015

Javier Broggi, el hombre de las apariencias que aún sigue impune

Un tribunal resolvió “clausurar” el juicio en su contra. Está acusado de abusar a chicos de 6 a 13 años 

En Urdinarrain se lo conocía como un vecino respetable, de una intachable conducta como funcionario en la Municipalidad y por haberse desempeñado como secretario del Colegio Nacional de Concepción del Uruguay. En 2008 la pequeña localidad rural no pudo salir de su asombro cuando un joven le contó a su familia que había sido abusado durante varios años por Javier Broggi y así reveló, por primera vez, la metodología que el hombre utilizaba para ganarse la confianza de los matrimonios del pueblo y sus hijos, las víctimas a las que luego sometía sexualmente. El caso alcanzó estado público en 2013, cuando en un artículo del quincenario Análisis se conocieron en primera persona el relato de algunas víctimas de Broggi. Esto bastó para que se iniciara una investigación de oficio ordenada por el procurador general del Superior Tribunal de Justicia (STJ)  Jorge García y para que los niños -hoy tienen entre 27 y 35 años- que habían sido abusados se animaran a denunciar al exfuncionario en la Justicia. 

Los familiares de las víctimas -en el momento del hecho tenían entre 6 y 13 años- describieron claramente cómo habían convivido y compartido con Broggi desde lugares de estudio, vacaciones y hasta festejaron cumpleaños, ya que pertenecían a un grupo de amigos en común. Sin  saberlo Alicia Córdoba y su círculo familiar había hecho parte de su vida a un hombre sin escrúpulos. La mujer y tía de una de las víctimas fundó en 2009 junto a un grupo de personas la ONG Con los gurises No. “Un hijo de una amiga mía le cuenta que Javier había abusado de él y de algunos niños más. Esto sucedió un domingo de 2008”, recordó todavía conmocionada.  Cuando mira para atrás siente que esa confesión “fue un shock”, pero lejos de quedar inmovilizados se reunieron con el grupo de amigos y de común acuerdo decidieron consultar a abogados y psicólogos. “Él manda un email a mis amigos pidiendo perdón, eso está en la Justicia en este momento. Después otra amiga nuestra que era concejal, junto a padres de otras víctimas, le informan sobre lo sucedido al presidente municipal de ese momento, Alberto Mornacco, quien inmediatamente le solicitó la renuncia”, repasó en su relato.

Según la referente del movimiento social, en aquel entonces decidieron  no denunciar al acusado porque entendían que cuando los chicos hablaron ya estaba prescripta la causa, es decir, habían pasado más de 20 años del hecho. En forma paralela comenzó el escrache social contra Broggi, primero en Urdinarrain,  luego en Libertador General San Martín y se trasladó hasta Gualeguay, dos localidades donde el acusado buscó el anonimato y la tranquilidad. 

“Aparte de abusar en la casa de él, de los niños que siempre fueron varones, también abusaba en un complejo que se llama La Estación, que es propiedad de la Municipalidad”, advirtió Córdoba, en alusión a los lugares donde presuntamente Broggi llevaba engañados a los niños. “Hace varios años mi sobrino -querellante en la causa- me contó que Javier le  había sacado unas fotos en ese lugar y recién dos años atrás me reveló que había sido abusado por él en La Estación, este complejo cultural de la comuna”, agregó en comunicación con UNO. 

En ese espacio que él mismo había refuncionalizado como funcionario y donde antes funcionaba la estación de trenes, Broggi dictaba talleres y realizaba sesiones fotográficas. En base a consultas de diferentes fuentes ligadas al expediente, UNO pudo establecer que el hombre, que afirmaba ser diseñador gráfico pero que en realidad no había completado la carrera, convocaba a niños  a quienes convencía de caracterizarse como dioses romanos y de esa forma se ganaba su confianza.  

El hombre de las apariencias

Javier Broggi está imputado por promoción de corrupción agravada de menores y la investigación penal preparatoria, donde están reunidas todas las pruebas que se fueron incorporando al expediente, demandó más de un año desde su apertura. El juicio contra el imputado que comenzó hace pocos días hoy está clausurado por decisión del tribunal integrado por Alicia Vivian (presidenta) y los vocales Alberto Seró y Mariano Martínez. Para las víctimas y sus familiares significó un gran retroceso después de siete años de lucha, de sacar fuerzas de donde no había para concientizar acerca del abuso sexual infantil en Urdinarrain, y en toda la provincia. 

La abogada querellante Patricia Esnaola accedió a la requisitoria de UNO y  consultada sobre la resolución del tribunal expresó: “Ellos entendieron que de la declaración de una de las víctimas no denunciante surgía la comisión de un delito por parte de Broggi contra esta persona, que no había sido investigado por la Fiscalía. Entonces como era un hecho diverso, un tercer hecho  -pero primero temporalmente- se le corre el traslado a la  parte acusadora, pero la Fiscalía afirma que no tiene nada para decir”. Según la abogada “como transcurrió el tiempo requerido para la prescripción, nosotros a este caso no lo traemos a juicio, manteniendo la acusación por dos denuncias que fueron determinantes para continuar con la investigación”.

La querellante se mostró “sorprendida” por esta decisión porque considera que “no ha habido un hecho diverso”. 

Cómo sigue la causa

Tanto el fiscal coordinador Leandro Beherán como la querella representada por Darío Carrazza y Estela Esnaola apelarán lo resuelto por el tribunal ante la Cámara de Casación. “Ya no nos interesa lo que opina el tribunal, porque nos va a decir que no”, enfatizó. 

El recurso será presentado mañana antes de que expire el plazo correspondiente. La querella como los familiares de las víctimas esperarán que se resuelva con celeridad el pedido de elevación a juicio de la Fiscalía. Darío Carraza explicó que “la confusión de todo esto viene del concepto de delito continuado, porque a Broggi se le imputaron dos casos respecto de dos víctimas, pero el delito continuado se comete en distintas oportunidades”.

Detalles de la noticia

* En 2009 nació en Urdinarrain la ONG Con los gurises no, cuya fundadora es Alicia Córdoba y que junto a otras familias busca generar conciencia sobre el abuso sexual de niños. 



* 6 en el fallido juicio oral y público declaró el familiar de un denunciante, tres víctimas y dos funcionarios policiales. El tribunal “clausuró” el debate y los acusadores irán a Casación.

*  La abogada querellante Estela Esnaola, representante de una de las víctimas, sostuvo que el tribunal “sobrepasa sus facultades” porque “no había un hecho diverso” de una de las víctimas no denunciantes. 

Comentarios