Abuso a menores
Viernes 23 de Diciembre de 2016

Javier Broggi apelará la condena que se le dio por corrupción de menores

Mientras esto ocurre, permanecerá bajo un régimen de libertad restringida.

El exdirector de Cultura de Urdinarrain Javier Broggi fue condenado ayer a 14 años de prisión efectiva por corrupción agravada de menores en concurso real en dos hechos de los varios en los cuales había sido denunciado. La decisión fue dada a conocer ayer por el tribunal que integran los jueces tribunal Alicia Vivian, Alberto Seró y Mariano Martínez, en un marco de gran expectativa que se condice con la sorpresa inicial, y el repudio e indignación posterior que provocó la difusión del caso en esa localidad del Departamento Gualeguaychú.

Hace una semana se llevaron a cabo los alegatos en los tribunales de la cabecera departamental, oportunidad en la que el fiscal Lisandro Beherán solicitó una condena de 16 años de prisión, explicando con claridad no solo la existencia de los testimonios que incriminaban al exfuncionario sino también numerosa prueba documental. Los querellantes Estela Esnaola y Darío Carraza se sumaron a ese pedido de prisión con argumentos similares.

El abogado Ignacio Fernández, que tuvo a su cargo la defensa técnica de Broggi, rechazó los términos de la investigación y solicitó que se cambiara la carátula del caso, de modo que, en caso de ser condenado, sea por corrupción de menores simple, y no agravada. La exposición del letrado generó malestar puesto que llegó a afirmar que las víctimas de Broggi eran “casi mayores”.

Ayer, con el adelanto de la sentencia, se completó una etapa más del proceso que aún está lejos de concluir, ya que la defensa de Broggi anticipó que apelará la medida.

En ese contexto, los querellantes lamentaron que no se hubiera dictado la prisión preventiva del exfuncionario, tal como ellos solicitaron. Por el contrario, Broggi permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme.



***
Personalidad perversa


Javier Broggi fue un hombre clave dentro del gabinete de la primera gestión gubernamental de Alberto Mornacco como director de Cultura y Turismo de Urdinarrain, y a su vez cumplía funciones en el Colegio Nacional de dicha ciudad. Era una persona respetada por todos, que había logrado insertarse dentro de muchas familias gracias a su carisma y su nivel cultural, pero para los peritos psicológicos que examinaron a Broggi en la etapa investigativa, todo tenía que ver con su personalidad perversa.

El fiscal Lisandro Beherán había rememorado en su alegato los casos por los que fue llevado a juicio, que se cometieron en el Museo La Estación y en la habitación de su domicilio de calle 25 de Mayo, donde vivía con su madre. Indicó que los actos dejaron “una huella psíquica que alteró el desarrollo sexual de las víctimas”; y que “la naturaleza y características de esos actos es la que define la corrupción de menores”.

Pasadas las 9.30, la jueza Vivian leyó el adelanto de la sentencia en que se condena al ex funcionario. Broggi fue condenado a 14 años de prisión efectiva por corrupción agravada de menores en concurso real en dos hechos, consignó el sitio digital del diario gualeguaychuense El Día.



***
Las restricciones


De acuerdo al fallo conocido ayer, Broggi permanecerá con libertad restringida, debiendo fijar domicilio y presentarse cada 48 horas en la Fiscalía del lugar. Tampoco podrá salir de la provincia y el país sin previa autorización del tribunal. Víctimas y familiares, integrantes de la ONG Con los Gurises No, celebraron el veredicto. Leonardo Mussi, una de las víctimas del exdirector de Cultura de Urdinarrain, alentó a otros jóvenes vejados por pedófilos a que no se queden callados porque pueden “confiar en la Justicia”.


***
Abundante prueba


El proceso oral contra Broggi tuvo una prolongada interrupción cuando la Justicia hizo lugar a una medida de clausura planteada por la defensa de Broggi, lo que retardó el juicio más de un año.

En el debate oral prestaron testimonio 15 personas entre víctimas, familiares, amigos, peritos y hasta el intendente de Urdinarrain, Alberto Mornacco, quien ratificó al tribunal que Broggi le había reconocido en persona los abusos a “muchos” niños. Algo parecido dijo Broggi en un correo electrónico que envió a la madre de una de sus víctimas para pedirle perdón, después de que todo saliera a la luz en 2008.

El caso tomó estado público, lo que le dio impulso a la instancia judicial, a raíz de una investigación periodística publicada en el quincerario Análisis , en el año 2013 con el título “El otro abusador”.

De acuerdo a esa investigación “no menos de 40 niños de entre 4 y 12 años entre 1988 y 1995, habían sido víctimas de Broggi. Esa nota fue la que convenció al procurador general del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Jorge Amílcar García de la necesidad de reabrir la causa.


***
El fiscal del caso describió la forma de actuar del condenado


En su alegato, el fiscal Beherán indicó: “Broggi aparecía como una persona culta y atrayente, eso le daba acercamiento y acceso a mayores de edad con hijos. Su plan consistía en ofrecer sesiones de fotos a los menores para supuestas publicaciones en revistas que nunca existieron. Luego de cometer los abusos venía el ocultamiento y el silencio. En las víctimas infundía vergüenza y culpa”, describió.

Además, manifestó que la Promoción a la corrupción de menores se encuentra probada y que tuvo “idoneidad para corromper o afectar el normal desarrollo psicológico y sexual de las víctimas porque dejó huellas psíquicas”.

Mencionó que la pericia psicológica y psiquiátrica realizada al imputado describió “una personalidad y tipo de conducta perversa que se corresponde a la naturaleza de los actos” denunciados. “Los profesionales explicaron que la perversidad en su caso es compatible con la pedofilia y que su fetiche es satisfacer esa pulsión con los actos cometidos”, añadió.

“Él buscaba a las víctimas, cuándo cometer los actos y dónde”. Sobre ese punto explicó que los escenarios donde cometió los abusos fueron “en el centro Cultural de Urdinarrain, en el museo y en su casa”.

El fiscal repasó todos los testimonios producidos en debate, valoró la prueba incautada en el allanamiento, el resultado de las pericias psicológicas y psiquiátricas, y subrayó que en dos correos electrónicos enviados a familiares de víctimas el mismo imputado reconoció los abusos cometidos.


Comentarios