Pais
Jueves 01 de Octubre de 2015

Jaime ratificó que aceptó la condena de un año y seis meses de prisión por el delito de coimas

El exsecretario de Transporte Ricardo Jaime ratificó el juicio abreviado con una condena de un año y seis meses de prisión en la causa en la que está acusado por el delito de dádivas. Jaime se presentó este jueves en los Tribunales federales de Comodoro Py para ratificar los términos del juicio abreviado, en el cual se comprometió a resarcir con dos millones de pesos y aceptar una condena de un año y seis meses de prisión.
Tal cual impone el juicio abreviado como condición para prosperar, el exfuncionario aceptó ser responsable del delito de dádivas por el cual en esta jornada iba a comenzar el juicio en su contra. De esta forma, al pactar un acuerdo abreviado con el fiscal federal Guillermo Marijuan, el juez Julián Ercolini cuenta con diez días para definir si acepta o no el mismo.
En caso de ser rechazado el juicio abreviado, Ercolini pierde jurisdicción y debe enviar el caso al tribunal que le siga en turno. Jaime se presentó en Tribunales junto con su abogado Andrés Marutian y también lo hicieron el resto de los acusados, entre ellos, el empresario Claudio Sergio Cirigliano.
El exsecretario de Transporte, actualmente juzgado en la tragedia ferroviaria de Once, reconoció este miércoles que cometió el delito de dádivas, al recibir prebendas de parte de los hermanos Cirigliano, empresarios que a través de su firma Trenes de Buenos Aires (TBA) tenían la concesión de servicios ferroviarios.
Su exasesor Manuel Vázquez también admitió que incurrió en el delito de dádivas y se estableció para él una pena de dos años y medio de prisión, lo que también fue ratificado hoy en el juzgado. Una de las causas es porque entre septiembre de 2006 y julio de 2009 el entonces secretario de Transporte recibió varios pasajes aéreos gratuitos de manos del empresario Sergio Claudio Cirigliano, también acusado en esta causa.
En total recibió un total de 15 pasajes aéreos entre 2006 y 2009, con distintos destinos como Brasil y Córdoba, y por parte de quien él debía controlar en función de su cargo. Junto al exfuncionario están acusados Cirigliano, expresidente de TBA; Jorge Molina, el exdirectivo de Aerolíneas Argentinas; Manuel Vázquez; el exasesor del exfuncionario e hijo de éste, Julián.
La otra causa también es por dádivas y es a raíz que ejecutivos de TEBA, los cuales tenían a cargo la explotación de la Terminal de Ómnibus de Retiro, les pagaban el alquiler de sus departamentos, uno de ellos ubicado en Avenida Libertador 654, de Capital Federal; y otro en Cerrito 1518. Por esta última causa también serán juzgados Néstor Otero, Alfredo Pielach, Edgardo Preiti y Gabriel Ackerman, de la empresa TEBA.
Salvo Molina quien fue sobreseído y también evitó el juicio, el resto de los acusados planteo una probation y resarcimiento con sumas de dinero que trepaban los 100 mil pesos.
Fuente: NA

Comentarios