Ovacion
Miércoles 06 de Enero de 2016

Iván Furios regresa al hogar donde se formó

Llegó a un acuerdo y es refuerzo de Patronato. Retorna tras 20 años. Abel Masuero también es refuerzo Santo.

Matías Larraule/Ovación
mlarraule@uno.com.ar

Apenas tenía 16 años cuando se despidió de su casa. A esa edad Iván Furios ya había tenido su estreno en Primera División con la camiseta de sus amores. En ese entonces Patronato protagonizaba el Torneo Argentino A. Había desperdiciado la chance de ingresar al remodelado torneo de la B Nacional al perder un mano a mano con Gimnasia de Concepción del Uruguay, el clásico rival.

El Pelado entendió que la manera de progresar estaba en otro lugar. Por eso armó sus bolsos, los cargó de ilusión y se mudó hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se integró a las divisiones formativas de Boca Juniors. Con el Xeneize tuvo su bautismo en la elite al jugar un puñado de encuentros en la última fecha del Torneo Clausura 1999, certamen que el elenco de la Ribera conquistó.
Luego de 20 años, el experimentado marcador central regresa a su primer hogar futbolístico. El defensor llegó a un acuerdo con la dirigencia Santa para volver a vestir de rojo y negro. Para ser uno de los líderes que tendrá la última línea del elenco de barrio Villa Sarmiento en el torneo de transición 2016 de Primera División.
Furios defendió en los últimos tres años y medio la camiseta de Olimpo de Bahía Blanca. En el Aurinegro, como en la mayoría de los equipos, se ganó el corazón del hincha. Con el elenco bonaerense consiguió el ascenso a Primera División A en su primer certamen. Luego se afianzó en el círculo superior.
El Pelado perdió terreno en 2015 desde que Diego Osella asumió la conducción técnica de Olimpo. El entrenador se inclinó por Marcelo Herrera en lugar de Furios. De todos modos el paranaense tuvo participación en el torneo de 30 equipos. De hecho disputó 18 de los 33 partidos que el Aurinegro disputó en la temporada, contando los tres compromisos por Liguilla Pre Sudamericana.

Furios se encontraba anoche en Bahía Blanca donde estaba cerrando los trámites para desvincularse de Olimpo. Entre mañana y pasado se estaría sumando a los trabajos de pretemporada que está llevando adelante el plantel Santo.
Otro más
Furios fue uno de los centrales que acordó de palabra su incorporación al Patronato de Rubén Forestello. Quien también dio el visto bueno para conformar la última línea es Abel Masuero. El defensor es un conocido por el entrenador, dado que viene de ser dirigido por el Yagui en Nueva Chicago.
El oriundo de la localidad santafesina de Ramona fue número puesto en la zaga del Torito de Mataderos. Disputó 28 compromisos durante el Torneo 2015. En la elite también registra pasado en Gimnasia y Esgrima La Plata y en San Lorenzo. Su currículum también incluye estadías en la B Nacional con la camiseta de Ferro e Instituto de Córdoba. Además cuenta con una experiencia en el fútbol de Bélgica, donde defendió la camiseta del Genk.

Lemos se integra al plantel
El mediocampista central Damián Lemos arribó anoche a la capital entrerriana para sellar su vínculo laboral con Patronato. El ex-Nueva Chicago se sumará hoy a los trabajos de pretemporada que está llevando adelante el equipo dirigido por Rubén Forestello. El Rojinegro realizará hoy su primer doble turno del año. Por la mañana se moverá desde las 8.30. A la tarde lo hará a partir de las 17.30. Las dos sesiones se desarrollarán en el predio La Capillita.

Ferrari se sumó al Santo
Reforzar la zaga central era una de las prioridades que había planteado el entrenador de Patronato, Rubén Forestello. Por eso la dirigencia se movió rápido para potenciar ese sector. Entre lunes y martes se cerraron tres jugadores para cubrir la zaga central. Ayer, Jonathan Ferrari se calzó la indumentaria Rojinegra para sumarse a los entrenamientos.
“Me encontré con una ciudad linda, al grupo me incorporé rápido. Estoy un poco cansado, pero rápido me voy a poner bien”, indicó el jugador que debutó en Primera División a los cronistas presentes en el segundo día de pretemporada del Santo.
A la hora de enunciar sus expectativas, remarcó. “Lo importante es dar una mano para que Patronato mantenga la categoría. En este sentido tengo que dar lo mejor de mí”, apuntó.
All Boys, el club con el que ascendió a Primera en 2010 y con el que tuvo su estreno en la elite lo sondeó para incorporarlo a su plantel. Sin embargo la oportunidad de continuar en Primera División fue determinante para que se incline por la propuesta de Patronato. “Lo hablé con mi representante y cuando salió la oferta de Patronato no la dudé porque es positivo seguir en Primera División”, subrayó.
El último año no fue bueno para Ferrari. “El 2015 mejor ni nombrarlo”, indicó el defensor que disputó apenas dos encuentros con la camiseta de Rosario Central durante el primer semestre. “No sé si llamarlo revancha. No lo tomo de esa manera porque si no sería como los dioses. Esto es fútbol, hay que jugar, demostrar y sumar para el equipo”, apuntó.

Las negociaciones no se dilataron. Por eso su llegada a Patronato se dio rápidamente. “La idea era, si se daba el interés, estar el primer día en la pretemporada con el plantel. Después cuando llegás una semana tarde tenés que remontar una semana de trabajo. Solamente me perdí una práctica”

Ferrari es uno de los jugadores que tiene experiencia en Primera División dentro de un plantel sin grandes figuras. “Podríamos decir que sí, aunque somos todos iguales. Hoy está todo equilibrado en el fútbol y cualquiera puede jugar en cualquier lado”, entendió .

Comentarios