Pais
Miércoles 07 de Octubre de 2015

Investigan a una mujer acusada de robarle dinero y matar a su amante en un presunto juego sexual

Además de estar acusada de apuñalar a Julio César Vitoria, los investigadores creen que la mujer es la autora también del robo de unos 20 mil pesos que la víctima tenía.

Una mujer de 33 años que quedó detenida acusada de matar a su amante de 62, en un presunto juego sexual, está siendo investigada por el crimen y además, por el robo de unos 20 mil pesos.
La detención de la mujer, identificada en la causa como Paula Romano, se llevó a cabo este martes por la tarde en un departamento del barrio porteño de Belgrano, tras una investigación que permitió dar con la sospechosa.
Además de estar acusada de apuñalar a Julio César Vitoria, los investigadores creen que la mujer es la autora también del robo de unos 20 mil pesos que la víctima tenía. Romano había sido camarera en un bar que Vitoria tenía en el barrio de Flores, y con la víctima mantenía una relación de amantes desde el año 2003.
Los investigadores comenzaron con la pesquisa, luego de que el hijo de la víctima descubriera el cuerpo apuñalado de su padre la tarde del 30 de julio de 2014, en la casa en la que el hombre vivía en Bacacay al 2600, de Flores. La víctima estaba desnuda, tenía las manos atadas con una corbata, un cordel alrededor del cuello y presentaba varias heridas de arma blanca en distintas partes del cuerpo.
Asimismo, el lugar estaba ordenado y sólo faltaban los dos celulares del hombre y el dinero que había retirado de su heladería, el día anterior. La investigación determinó que la detenida ató a su pareja con la excusa de un juego sexual y luego lo apuñaló y se escapó con el dinero y dos teléfonos celulares. La detención fue ordenada por la fiscal Silvana Russi, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 41 y aprobada por el Juzgado de Instrucción N° 22.
Según el testimonio de varias personas del círculo íntimo de la víctima, Romano le enviaba fotografías y mensajes eróticos e incluso, un mes antes del hecho, le mandó un mensaje de texto donde le proponía "atarse". Las fuentes contaron que las ataduras, y según una apreciación del médico legista que realizó la pericia, no tendrían la suficiente presión como para haber sido utilizadas con el fin de neutralizar los movimientos de la víctima, presumiéndose así el juego sexual.
Durante la investigación, la fiscalía solicitó el análisis de distintas cámaras de seguridad de la zona y líneas de telefonía celular. En las imágenes obtenidas se pudo observar la presencia de una mujer que luego fue reconocida por testigos como la exempleada de Vitoria, en las inmediaciones de la casa de la víctima, el día y en el horario en el que se presume que ocurrió el crimen.
La detención de Romano fue llevada a cabo por efectivos de la División Homicidios en un departamento de la calle Cuba al 2391, en el barrio de Belgrano, y la pusieron a disposición de la Justicia que caratuló la causa como "homicidio agravado".

Comentarios