Policiales
Martes 02 de Junio de 2015

Investigan supuesta privación de la libertad y agresiones a una víctima de violencia de género

La mujer desapareció el lunes a la tarde y apareció muy golpeada en Colonia Avellaneda este martes a la mañana. Se investiga si el hecho tiene vinculación con anteriores denuncias por violencia contra su expareja.

La fiscal auxiliar Eugenia Shmith informó que este martes por la mañana, alrededor de las 7, La Policía encontró en Colonia Avellaneda, con signos de agresión física, una mujer de 29 años domiciliada en Paraná, que era buscada desde el lunes a la tarde. La víctima habría indicado a los policías que fue llevada por la fuerza hasta la vecina localidad por tres personas.
Se investiga si el hecho tiene vinculación con anteriores denuncias realizadas por la mujer, contra un hombre que fue su pareja y que desde el 29 de mayo se encuentra detenido en el marco de una causa por violencia de género, pero con prisión domiciliaria.
Desde la Unidad Fiscal de Violencia de Género se informó que a primera hora de la mañana personal de la Comisaría de Colonia Avellaneda localizó a la victima en la zona de la ruta 18. La mujer faltaba de su casa desde la tarde del lunes.
Fue encontrada en estado de shock, en una notoria crisis nerviosa, y habría informado a los funcionarios que fue llevada hasta Colonia Avellaneda contra su voluntad, por tres hombres que la habrían abordado cerca de un hipermercado de calle Coronel Pirán y bulevard Perette de Paraná.
La damnificada fue trasladada a Tribunales, donde luego de ser revisada por los médicos forenses, fue entregada a sus familiares para que sea trasladada al Hospital Escuela de Salud Mental, a fin de ser contenida por personal especializado.
La víctima refirió a los policías que fue abordada por tres personas en la zona de un hipermercado, cuando regresaba de Tribunales, después de realizar una pericia psicológica-psiquiátrica ante el Equipo Médico Forense, en el marco de una causa iniciada en 2014 a raíz de su denuncia, por los presuntos delitos de “Amenazas y lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas, en concurso real”. En ese legajo de investigación, que está en curso, está imputado el hombre que era pareja de la denunciante, que se encuentra detenido desde el 29 de mayo pasado, con una prisión domiciliaria dispuesta por el juez de Garantías, Eduardo Ruhl.
Al respecto, la fiscal auxiliar, María Eugenia Shmith, infirmó que fueron ordenadas diversas medidas de investigación para aclarar lo ocurrido. La funcionaria explicó que, el lunes a la tarde, mientras se encontraba como fiscal en turno, tomó conocimiento de la ausencia de la joven por los dichos de la madre, que indicó que no había regresado al domicilio y tampoco atendía las llamadas telefónicas a su celular.
“Se dio intervención inmediata a la División Trata de Personas para que se inicie la búsqueda, y también a Inteligencia Criminal para obtener un informe completo sobre las llamadas recibidas y realizadas en las últimas horas”. Shmith dio participación además a la División Homicidios, para que se constate si la ex pareja estaba cumpliendo con la prisión domiciliaria ordenada por el Juzgado, en el domiciliado fijado en el barrio Paraná XX, lo cual fue corroborado en varias oportunidades entre el momento de la denuncia y el hallazgo de la mujer.
“A las 21 horas volví a entrevistarme con la familia de la mujer y les informé sobre las medidas que se habían dispuesto, para la búsqueda de la señora. Después de la medianoche mantuve otra comunicación con los familiares, a través de los funcionarios de la Mesa de Información Permanente, y a las 2.30 recibí un informe de la División Trata de Personas en mi correo electrónico personal, donde se me puso al tanto de las tareas realizadas en pos de localizar a la mujer, tanto en Paraná como en Colonia Avellaneda”, detalló la fiscal.
Sobre lo sucedido, la fiscal señaló que se está “en los inicios de la investigación”. “No hemos podido tomarle denuncia a la señora porque está en un estado emocional muy delicado y los médicos que la vieron informaron que no está en condiciones de declarar.
De todos modos estamos ante un delito de acción pública por lo que se tomaron las medidas pertinentes desde el primer momento”, indicó. Respecto de los dichos de la familia de la mujer, que vinculan los hechos de las últimas horas con los anteriormente denunciados, la funcionaria del Ministerio Público Fiscal refirió que “la familia de la víctima está siendo escuchada. Ellos refieren su miedo y preocupación y nosotros estamos investigando”, acotó.
Sobre las hipótesis que se manejan, la fiscal aclaró que por el momento “no se puede descartar nada. Vamos a analizar la cuestión en su integralidad. Los médicos constataron algunos signos de violencia, pero es crucial el testimonio de la víctima para saber qué es lo que ocurrió. Por el momento no podemos contar con el mismo, porque está en un estado emocional delicado y debemos resguardar su integridad. De todos modos hay varias medidas que se pueden tomar y ya se están llevando a cabo”, aseguró.

Comentarios