Policiales
Miércoles 17 de Febrero de 2016

Investigan si tuvo un cómplice la mujer que se robó una beba

Esperan pericias telefónicas para que el caso que escandalizó a Concordia el año pasado llegue a juicio. Yésica Acevedo sigue detenida. 

En los primeros minutos del 5 de noviembre del año pasado, una mujer se robó una beba recién nacida del hospital Masvernat de Concordia. La interceptaron en la autovía nacional 14, cuando se la llevaba a Colón en un remís. El caso que escandalizó a la ciudad, avanzó en la Justicia y pronto irá a juicio, mientras se esperan pericias para conocer si la acusada actuó sola o con un cómplice.

La semana pasada, Yésica Acevedo, de 31 años, fue llevada nuevamente a los Tribunales de Concordia. En la audiencia ante el Juzgado de Garantías, se resolvió que continúe detenida con prisión preventiva, de carácter domiciliario. Luego de ser arrestada el año pasado, se había fijado el plazo de 90 días que culminó y ahora la medida cautelar se prorrogó por tres meses más. Como la mujer tiene hijos menores de 5 años, tal como lo establece la Ley de Ejecución de Penas, tiene el derecho de estar presa en su casa, cuidando a los niños.

En el plazo que se extendió la preventiva, se espera que esté completa la Investigación Penal Preparatoria, para lo cual solo resta esperar que lleguen los informes de las pericias al celular que le secuestraron a Acevedo, así como a varios chips que utilizaba.

El fiscal José Arias, a cargo de la causa, espera con estas pericias conocer si la mujer actuó por su cuenta y sin ayuda en el robo de la beba, o si contó con la complicidad de otra u otras personas, según explicó a UNO. De estos análisis surgirán los contactos telefónicos por llamadas o mensajes de texto, los cuales evidenciarán si acordó con alguien los movimientos previos y posteriores al hecho. Es que parece impensado que una sola mujer pueda planear y ejecutar toda la acción delictiva, según sospecha el fiscal, aunque es una posibilidad.

El delito que le imputan a Acevedo es el de Sustracción de menores, que tiene una pena de cinco a 15 años de prisión efectiva. Por su parte, la defensa oficial que asiste a la mujer, insistirá en que ella no estaba en sus cabales e intentará una declaración de inimputabilidad, o al menos una pena más atenuada. Sin embargo, las pericias psiquiátricas y psicológicas a las que Acevedo fue sometida, arrojaron como resultado que comprendía perfectamente lo que hacía.

La acusada, según Micaela, mamá de Ailín, se hizo pasar por una enfermera, entró a la habitación y se llevó la beba “para un control”. Salió del hospital, se subió a un remís e indicó como destino la ciudad de Colón. Concretaba así el plan que había pergeñado y comenzado desde el día anterior a la mañana. Tras el revuelo que se armó en el nosocomio por el reclamo desesperado de la madre, la Policía rescató a la beba en el viaje. La historia se terminará de esclarecer en pocos meses, cuando se realice el juicio.

El móvil, un misterio

Nunca quedó claro por qué Yésica Acevedo se robó la criatura. Una hipótesis fue que ella habría estado embarazada de su expareja, dio a luz poco antes pero el padre del supuesto bebé nunca lo conoció y había denunciado que se investigue qué ocurrió con su hijo. Por eso, ella buscaba un recién nacido para mostrárselo como propio. En Colón, se investiga aún si Acevedo estuvo realmente embarazada y en tal caso si dio a luz y qué ocurrió con el niño.

Comentarios