A Fondo
Miércoles 22 de Abril de 2015

Interpretaciones locales de las recientes PASO

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar



Tras las elecciones primarias de Mendoza, el precandidato a gobernador radical Atilio Benedetti sostuvo que ése es el modelo que debe seguir el radicalismo entrerriano. Benedetti fue el principal impulsor del acuerdo nacional entre la UCR y el PRO, al punto de fotografiarse con Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Alfredo de Ángeli una semana antes que se reuniera la Convención de Gualeguaychú. Ese acuerdo dejó al massismo afuera del frente electoral nacional.

Desde la postura opuesta, el otro precandidato radical, Fabián Rogel, sostuvo  que el ejemplo de Mendoza que deberían seguir los correligionarios entrerrianos  es la amplitud de sectores que se sumaron a la propuesta encabezada por Alfredo Cornejo, pensando claramente en sumar al massismo a un acuerdo opositor en la provincia.

La lectura de la elección de Santa Fe también marcó diferencias entre los radicales. A Benedetti pareció no preocuparle la suerte de su  correligionario Mario Barletta, pero sí se alegró por la parte que le corresponde a Macri de la buena elección del PRO  (con Miguel Del Sel como precandidato a gobernador) . “En Entre Ríos la situación va a ser distinta”, indicó. Más allá de la discusión sobre los méritos de los diferentes dirigentes macristas en esa elección, Benedetti pareció decir algo así como: “No se preocupen que Macri juega con nosotros”.

Por el mal desempeño del massismo en la provincia vecina hubo comentarios en el entorno de Alfredo De Ángeli, referidos a la derrota del  expresidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, a manos de Cachi Martínez en la primaria del Frente Renovador. Buzzi no llegó a 52.000 votos en su primaria, mientras que Del Sel logró en la suya 482.000 aproximadamente. Se acordaron con ironía de las críticas que en su momento Buzzi le propinó al Torito mariagrandense cuando deshojaba la margarita en asambleas de productores para ver si se metía en política.

Es cierto que Buzzi lo criticó a De Ángeli. También es cierto el entrerriano se encargó de realizar reproches  a algunos periodistas que hablaban de su proyección política allá por 2008. Los dos terminaron de candidatos.

Sin embargo, una luz de alerta que se encendió en cercanías del hoy senador nacional es la que plantea la duda sobre si ya pasaron de moda -en términos electorales-  los principales referentes del conflicto del campo. Qué sucedería si De Ángeli  tuviera que hacer campaña mostrando su actuación más reciente como legislador, se preguntan en el PRO.

Otro dato que dejó para el massismo la reciente elección santafesina fue el reproche que realizó el exgobernador Jorge Busti  acerca de lo ocurrido con Carlos Reutemann. Dijo que al expiloto de Fórmula UNO y exgobernador lo terminaron expulsando del Frente Renovador, entre otras razones, por no haberlo tratado con respeto.

Es difícil no preguntarse si Busti no estaba planteando un paralelismo con su caso dentro del massismo, en el marco de la disputa interna con el intendente de Villaguay Adrián Fuertes, por la posibilidad de acordar las principales postulaciones o definirlas en una elección. La pelea recrudeció apenas Sergio Massa dejó Paraná el sábado pasado. 

 

Comentarios