La Provincia
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Intendentes opositores piden auxilio financiero

Los presidentes municipales de Cambiemos quieren cobrar la garantía de coparticipación

Varios de los intendentes electos por Cambiemos el 25 de octubre fueron recibidos ayer por el ministro de Economía, Hugo Ballay, ante quien reiteraron el reclamo de liquidación de la deuda que la Provincia mantiene por garantía de coparticipación. El reclamo tiene carácter de pedido de asistencia financiera para poder pagar el medio aguinaldo y/o el sueldo de diciembre.

Los presidentes municipales opositores rechazan la posibilidad de acceder a un adelanto de coparticipación porque debe devolverse el 31 de diciembre. En cambio, piden que se agilice el pago de la garantía de coparticipación -una suma diferente al goteo diario de fondos- en el cual la Provincia viene bastante atrasada. La mayoría de los municipios terminó de cobrar el bimestre mayo-junio y algunos han percibido el 25% del bimestre julio-agosto. “Si pudiéramos acceder a ese dinero, estaríamos en condiciones de afrontar las obligaciones salariales”, indicaron los presidentes municipales. Ballay les prometió que en breve tendrán una respuesta. De la convocatoria participaron, entre otros, el titular del municipio de Paraná, Sergio Varisco; de Sauce de Luna, Jorge Lacoste; y de Ramírez, Claudio Vergara. Según estiman los intendentes, el monto total adeudado por la provincia a los municipios de Cambiemos supera los 350 millones de pesos.

¿La peor de todas?

El presidente municipal de Ramírez, Gustavo Vergara, contó a UNO que en ese municipio del Departamento Diamante aún no se pudo terminar el pago del salario de noviembre y no cuentan con fondos para el sueldo de diciembre y el medio aguinaldo.

Coinciden los intendentes que Ramírez es el municipio que quedó más comprometido en sus finanzas. Según Vergara, le faltan 1,5 millones de pesos para pagar diciembre, y 940.000 pesos para el aguinaldo. Resta pagarle noviembre a los empleados de las categorías 1 a la 5, a los contratados y a los funcionarios del Concejo Deliberante.

Además la deuda por sueldos y con proveedores supera los 12 millones de pesos, frente a un presupuesto de 72 millones aproximadamente para 2015.

El intendente reveló también que más del 75% de los recursos se destinan a sueldos, lo que no deja “casi posibilidades de pensar en obra pública porque todo se va en salarios y servicios básicos”, explicó. “En los pueblos vecinos, ninguno dedica más del 50% a salarios”, agregó el intendente.

“Nuestra intención es no afectar a los trabajadores, pero el panorama es complejo”, dijo Vergara, quien contó que por ahora no se están renovando los contratos que vencen (muchos eran de jubilados) y se están revisando todas las compras.

***

Vergara se queja de la  “herencia”

Según el intendente de Ramírez, tras  16 años consecutivos de gestiones del Frente Para la Victoria (dos de Edelmiro Kramer y dos de su hijo Daniel Kramer) la planta de personal quedó sobredimensionada, con  más de 300 empleados sobre una población de 11.000 personas.

La deuda del municipio supera los 12 millones de pesos, lo que representa un 15% del presupuesto anual.

“Tenemos un solo camión atmosférico y si se rompe, hay que pedir prestado. Hay dos retroexcavadoras pero están rotas, y el estado del parque automotor es lamentable”, señaló.

Contó también, a modo de ejemplo, que el municipio no posee ninguna impresora  ni compraba directamente cartuchos de tinta, sino que todo le era provisto por una empresa. Es intención del nuevo intendente mejorar el perfil de las  compras. “El sábado, que hubo una fuerte tormenta, el personal no solamente no tenía en qué salir a asistir a la gente afectada, sino que  no teníamos siquiera  capas para darles para que se cubran de la lluvia.

El presidente municipal contó que mantuvo encuentros con los trabajadores para contarle de la gravedad del caso, y reiteró que si la provincia no toma una medida, no podrán afrontar el pago del sueldo de diciembre y el aguinaldo.
 

Comentarios