Policiales
Jueves 19 de Noviembre de 2015

Inspeccionaron una casa donde el acusado de pedofilia habría abusado de una víctima

Se allanó una vivienda en el barrio Belgrano donde se filmaron violaciones que imputan a Couturier. Hasta ahora son 11 las víctimas, de entre 3 y 12 años.

Tanto los policías experimentados que intervienen en la investigación, como la jueza que la impulsa, con más de dos décadas de trabajo en la Justicia Penal, no dejan de sorprenderse e indignarse con lo que deben observar en las pruebas de las violaciones cometidas a niños en Paraná.
La causa, que tiene detenido a Gustavo Couturier, de 36 años, ayer avanzó con dos allanamientos. Uno en una casa donde se habrían cometido una parte de los abusos sexuales, según se observa en los videos que él mismo grababa, y otro en su vivienda, que ya había sido requisada la semana pasada.
No se conoce aún el límite de la perversión, se confirmó que por ahora las víctimas son 11, de entre 3 y 12 años, y las violaciones ocurrieron desde hace al menos tres años, cuando desde Facebook se advirtió la circulación del material, hasta la detención de Couturier hace 10 días. 
En horas de la mañana de ayer, el personal policial de Robos y Hurtos de la Dirección Investigaciones, bajo las órdenes de la jueza de Transición N° 4 Paola Firpo, llevó a cabo la primera requisa domiciliaria en una casa del barrio Belgrano. Allí pudieron ubicarse en relación a las escenas que aparecen en los videos, lo cual pudo ser confirmado según se informó a UNO.
Luego los uniformados y la magistrada se trasladaron al barrio Mosconi, donde se allanó la vivienda del acusado, en calle Lorenzo Anselmi, detrás de la escuela Esparza.
Además de observar también los lugares y las habitaciones, se secuestraron prendas de vestir y otros elementos que estarían relacionados a la investigación.
Aquí se dio intervención al personal de la Dirección Criminalística, el cual realizó las planimetrías y tomó fotografías que serán cotejadas con los lugares que se observan en las imágenes.
La jueza Firpo cuenta ya con elementos que serían contundentes para incriminar a Couturier. Hasta ahora hay ocho víctimas que fueron identificadas, mientras se sigue avanzando para poder individualizar a otras, y no se descarta que el número de niños abusados sexualmente pueda aumentar con el avance de la pesquisa y el análisis de los elementos del expediente.

Comentarios