A un click
Lunes 23 de Febrero de 2015

Insólito: cada vez más mujeres se comen su placenta tras el parto

Muchas mujeres, sobre todo en Estados Unidos, se sumaron a la placentofagia, la práctica de consumir su placenta con el fin de producir más leche o sufrir menos la depresión posparto.

La placenta es un amasijo de tejidos esponjosos y muy vascularizados que alimenta al feto a través del cordón umbilical, es rica en hormonas y nutrientes, afirman.

Muchas la cocinan al horno y preparan con ella lasaña, tacos o incluso chocolate. Según informa AFP, una chica se encerró durante tres horas en el baño para cortar algunos trozos de su placenta y comerla junto con leche de almendras, miel y arándanos para camuflar su gusto.

Y si bien la ciencia reconoce los beneficios hormonales y nutritivos de la placenta en el útero, no existe ningún estudio científico que demuestre los beneficios de la placentofagia en humanos.

Comentarios