La Provincia
Jueves 31 de Diciembre de 2015

Inmobiliarios expectantes frente a un 2016 sin el cepo cambiario

Afirmaron que la posibilidad de comprar y vender divisas es el primer paso contra la  inflación. Esperan que se reactive el mercado.

El fin del cepo para la compra de divisas extranjeras fue calificado por referentes del sector inmobiliario como un indicio de que el mercado “marcha a la normalidad” y generó expectativas en el sector frente al año que inicia. Esperan una reactivación del mercado para el sector y aclararon que entienden a la medida de levantar la restricción como un primer paso para combatir la inflación.  
En Paraná, como en otras ciudades del país, las transacciones inmobiliarias se realizan en pesos, pero con un precio estipulado según el valor del dólar en cada momento.  Sin embargo y con el cepo cambiario, en la mayoría de los casos era la divisa paralela la que se usaba para definir el costo de un inmueble.
Con la medida de levantar la restricción a la compra y venta de dólares, referentes del sector inmobiliario advierten que la economía avanza a su normalización.

Desde 2011
El denominado cepo cambiario, nació a fines de octubre de 2011 cuando el gobierno nacional estableció que las entidades bancarias y financieras debían registrar en la página Web de AFIP las operaciones de compra y venta de divisas concretadas por personas físicas y sociedades. Luego hubo una serie de definiciones al respecto que avanzaron en ese mismo camino. 
En aquel momento apareció un dólar paralelo al oficial y de entrada era más caro. Entonces, UNO habló con referentes de sector inmobiliario loca y si bien había diferentes opiniones  al respecto, coincidían en que frente a la compra y venta de inmuebles existía una “incertidumbre” de parte de los clientes, es decir: el que quería comprar no se animaba a vender sus dólares y el que quería vender un inmueble no terminaba de decidirse a hacerlo. 
Pero también, apuntaban que quienes tenían pesos y no dólares, veían en “los ladrillos” una posibilidad de ahorro frente a la inflación y eso era una esperanza para que el mercado se ponga en movimiento. De todos modos, a la palabra inversión, había quienes la juntaban con “inseguridad económica”. 
Cuanto más variaba el dólar paralelo, más bajaban las posibilidades de que se compren inmuebles. Todas estas apreciaciones aparecen una y otra vez en numerosas notas y referencias sobre el tema desde aquel año a la actualidad.

Postura
Desde el 16 de diciembre el cepo terminó, si bien se había flexibilizado en el último tiempo para quienes querían comprar aquello a lo que se llamó “dólar ahorro”, pero debían pagar un impuesto . Como parámetro de las operaciones del último día de vigencia del cepo, el dólar oficial se comercializó a 9,81 pesos para la venta, mientras que en el mercado informal se ubicó por encima de 14,50 pesos, casi en los 15. 
José María Armándola, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos sostuvo que, con el fin del cepo, el mercado en Paraná se mantiene igual porque se maneja en pesos y de hecho, descontando Capital Federal, Rosario, Córdoba y gran parte de Mendoza, el resto del país utiliza la moneda nacional como en la capital provincial. 
Sin embargo, Armándola explicó: “Ahora bien, indudablemente el cepo afectó a la macroeconomía y eso resintió el mercado, tanto al inmobiliario como a la exportación, a la ganadería entre otros y terminamos con una economía prácticamente parada”. 
La liberación del cepo indica que el mercado marcha a la normalidad. “Esto es absoluto y es el primer paso en el combate a la inflación, que si la eliminamos no tiene más sentido hablar de otra moneda que no sea la nuestra. Esto nos permitirá financiar emprendimientos y loteos como se hacía antes. Desde el punto de vista inmobiliario levantar el cepo fue todo un éxito”, destacó Armándola a UNO
Contó que para el sector el único dólar que había era el paralelo porque la mayoría lo fijaba con esa cantidad o teniendo en cuenta ese monto y no el precio oficial. “Hoy, el dólar está en un punto intermedio y para la mayoría del mercado, ha bajado y avanzamos, son los primeros pasos. De aquí en más junto a otras medidas, hay que conseguir bajar la inflación. Cuando lo consigamos, los plazos de los créditos se van a extender, las tasas van a bajar y será así hasta que se encuentre el punto de normalidad. Tenemos las mejores expectativas y creo que esto es en todo el país. Estoy en contacto con más de 25 colegios inmobiliarios y tocamos este tema, y la verdad es que en todos hay expectativas”, puntualizó. Habrá que ver cómo se desarrolla la economía durante el año que inicia. Cierto es que durante los primeros días de la gestión municipal de Paraná de Sergio Varisco, el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios mantuvo una reunión con el ejecutivo local donde manifestaron coincidencias para encarar un trabajo conjunto entre la entidad y las áreas de competencia en lo que respecta a la problemática urbanística y de infraestructura. La institución inmobiliaria le entregó incluso una carpeta con planteos para mejorar la ciudad. 
El desarrollo del sector, el crecimiento de Paraná, la planificación urbana, los loteos, los espacios verdes, los arroyos, la parte impositiva sobre la tierra y la construcción como generadora de mano de obra entre otros muchos temas fueron planteados para comenzar a trabajaren conjunto. 

Comentarios