La Provincia
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Ingresó el proyecto para llevar la terminal de ómnibus a la salida del Túnel

El Ejecutivo municipal propone la expropiación del predio lindante al club Ministerio. La iniciativa fue remitida a comisión.

A punto de cumplir 21 años de haber sido reubicada en un sector que ha quedado colapsado y genera dificultades para el acceso y egreso de las unidades, el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) de Paraná impulsa la construcción de una nueva terminal de ómnibus.
En la última sesión del Concejo Deliberante se aprobó una Declaración de Interés para la construcción de una nueva estación de ómnibus, y se autorizó al DEM para que llame a concurso público de proyectos. En esa línea, en la sesión de este jueves –como anticipó UNO en su edición del día– tuvo ingreso formal un proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo para declarar de utilidad pública y sujetos a expropiaciones los inmuebles ubicados en calles Antonio Crespo, Juan Ambrosetti, Dr. Raúl Uranga y 3 de Febrero, otorgando la facultad al municipio para realizar una compra directa. Se trata del terreno lindante al club Ministerio, y a la vera de la ruta de acceso a la ciudad.
El proyecto fue remitido a las comisiones de Hacienda y Presupuesto y de Legislación, para su análisis.
Embed
terrenos.jpg

Razones para la relocalización
Distintas fuentes consultadas por UNO plantearon la posibilidad de que el predio tenga como destino reemplazar a la obsoleta terminal ubicada en avenida Francisco Ramírez, próxima a las Cinco Esquinas, y a no más de 100 metros de la histórica anterior estación.
La sobrecarga de automóviles que soporta la ciudad, y la concentración y densidad vehicular que representa la zona de Cinco Esquinas, ha llevado a las últimas gestiones municipales a idear proyectos para su traslado. De hecho, durante la gestión de la exintendenta Blanca Osuna, se había explicitado la propuesta para su traslado hacia bulevar Racedo, junto con la estación ferroviaria.
Y antes, José Carlos Halle había evaluado y hecho pública la idea –a través de funcionarios de Planificación de su gabinete– de llevar la Terminal a la zona de calle Miguel David y División de los Andes, pensando en la vinculación con las rutas 18 y 12, y la posibilidad, en aquel momento, de un puente con Santa Fe hacia el sur de la ciudad.
La actual estación se ubica en terrenos donde estuvo emplazado en el viejo predio del Mercado de Abasto. Y fue inaugurado en diciembre de 1995, en los últimos días de la primera gestión municipal de Julio Solanas.
Su construcción estuvo a cargo de la firma Potenciar SA, que se encargó de la construcción y con un canon mínimo se quedó con la explotación hasta 2030. Entre medio de la relación contractual se produjo un conflicto por la denominada tasa de andén, que derivó en noviembre de 2002 en el uso de andenes callejeros –fuera de la Terminal– de todas las empresas en rechazo al cobro por parte de la concesionaria. Ese tributo era parte de un acuerdo que se había hecho en el contrato de concesión entre la comuna y la concesionaria, que establecía obligaciones de inversiones que luego no se concretaron.
A fines de 2016, con un nuevo contexto y situación urbana y demográfica, y tal vez también por una escasa planificación urbana hace 20 años, se planea una nueva reubicación de la terminal de ómnibus acorde a los actuales proyectos de anillo circunvalar de la capital provincial, y del sitio elegido ahora para el puente hacia Santa Fe: la cabecera estaría ubicada en proximidad de la zona de la Toma Vieja.

Comentarios