Policiales
Martes 03 de Febrero de 2015

Ingresan a una vivienda, golpean y atan a una mujer mayor y le roban 200.000 pesos

El violento asalto ocurrió en el barrio Las Tejas, Concordia, durante la madrugada de este martes. Sospechan del círculo familiar de la víctima.

Minutos antes de la 4 de la madrugada de este martes, efectivos policiales del destacamento de Villa Adela, en Concordia, tomaron conocimiento de un violento asalto sufrido por una mujer de 65 años. La señora se encontraba descansado en su vivienda, cuando fue sorprendida por dos jóvenes encapuchados que la maniataron, la golpearon y le exigieron que entregara el dinero que poseía por haber cobrado un seguro de vida por el fallecimiento de su esposo. Los ladrones lograron darse a la fuga con los 200.000 pesos, dejando a la mujer fuertemente atada a una silla.

Se estima que el hecho ocurrió entre las 2 y las 3 de la madrugada en el barrio de Las Tejas. Los dos delincuentes ingresaron por la parte trasera de la vivienda ubicada en calle Santísima Trinidad al 3.000 y lograron reducir a la propietaria, que vivía sola.

Uno de los ladrones sujetó con firmeza a la mujer en la cama, mientras el otro revisaba y le exigía a la víctima que le dijera dónde se encontraba el dinero que tenía guardado. De esa manera, evidenciaban que "estaban en total conocimiento de que la mujer había cobrado recientemente una suma de dinero que asciende a los 200.000 pesos y por un seguro de vida tras el fallecimiento de su esposo”, relató el subcomisario Edgardo Hasenawer al sitio Diario Río Uruguay.

Para que no le hicieran más daño, la propietaria de la vivienda dijo dónde se encontraba el dinero y los jóvenes encapuchados la ataron en un silla para luego darse a la fuga. Tiempo después, cuando logró desatarse, la mujer dio aviso a su hijo que vive en la vivienda de enfrente y él avisó a la Policía.

La víctima sufrió un estado de nerviosismo importante por lo sucedido, pero “sostuvo desde un primer momento que los únicos que conocían que ella tenía ese dinero, que lo había cobrado y guardado en su casa, era su entorno familiar”, señaló Hasenawer.

“No descartamos ninguna hipótesis, como así tampoco realizar algunos allanamientos en las próximas horas”, afirmó el subcomisario.

Comentarios