Atlético Paraná
Domingo 24 de Julio de 2016

Incorpora la nueva idea con minutos de juego

Atlético Paraná cerró la segunda semana de pretemporada con un nuevo amistoso. Derrotó 1-0 a Belgrano.

Atlético Paraná tuvo mucho contacto con la redonda en el inicio de la era Darío Ortiz. El Decano cerró ayer su segunda semana de pretemporada con vistas a la temporada 2016/17 del campeonato de la Primera B Nacional. Por primera vez en este proceso pisó el verde césped del estadio Pedro Mutio, escenario que lució impecable. En la ocasión, el Gato disputó su segundo ensayo. Se midió con Belgrano, el elenco con el que en otros tiempos escribió el clásico más añejo de la capital entrerriana, y que se prepara para su participación en el Federal B.

Como sucedió el miércoles ante Colón de Santa Fe, el Rojiblanco disputó dos períodos de 45 minutos. Ortiz envió a escena a dos formaciones totalmente diferentes en cada periodo. Le dio espacio a la mayoría de los jugadores (solamente no actuaron Alejandro Manchot, Guido Rancez, Emilio Crusat y Héctor Acebedo).

El resultado global marcó victoria para el dueño de casa por la mínima ventaja. La conquista llegó en el segundo periodo a través de un penal cristalizado por Diego Ftacla. Claro que, en esta etapa, la intención no es acumular victoria, sino ir incorporando el nuevo mensaje que transmite el sucesor de Edgardo Cervilla.

El Gato mostró diferencias en su juego. En la primera mitad Ortiz apostó por la presencia de un enganche con la participación de Milton Schonfeld. El jugador que tuvo paso por las inferiores de Defensa y Justicia mostró movilidad. Intentó abastecer a la dupla ofensiva Noir-Cadenazzi. Sin embargo chocó con un equipo que, más allá de militar dos categorías inferiores, dejó en evidencia su oficio y el tiempo de trabajo.

Otra de las diferencias fue la paciencia para manejar el esférico. Ensayó salida limpia desde el fondo. Abrió bien sus centrales para que sus marcadores de punta se sumen a la línea de volantes cuando la jugada comenzaba desde su propio arco. Apostó a no saltar líneas y a desnivelar por los extremos. Ekkert desequilibró en un par de ocasiones, pero sus centros fueron bien despejados por los defensores adversarios.

Paraná tuvo la situación de riesgo más clara a través de un remate de media distancia de Vercellino que despejó a medias Vergara. Cadenazzi supera la marca para buscar la segunda jugada, pero falló en la resolución de la ofensiva.

Belgrano lució compacto. Tuvo sus líneas cortas. Fue solidario. Sus marcadores centrales se las ingeniaron para controlar a los atacantes. También desnudó algunas falencias defensivas en el dueño de casa cuando metió el balón a espaldas del volante central. También preocupó con el juego aéreo. De esa manera estuvo cerca de inflar la red, pero Noir despejó el peligro sobre la red.

En segundo turno, el Gato implementó dos líneas de cuatro. Ganó equilibrio y tuvo mayor criterio para circular el balón. Le faltó profundidad para inquietar a la última línea Mondonguera. Por eso volvió a inquietar con un fierrazo de Vercellino que impactó en el horizontal. La diferencia llegó desde los 12 pasos. Ftacla dio dos pasos para luego ubicar el balón lejos del alcance de Monci. Belgrano pudo igualar cuando Bruselario ganó en las alturas. El balón fue rechazado en la línea por Morales.

Fue victoria Rojiblanca. Lo importante es que va incorporando el nuevo mensaje futbolístico.

Comentarios