Policiales
Lunes 02 de Mayo de 2016

Imputaron al detenido y siguen buscando a Gisela en Santa Elena

Más de 200 polícías están abocados a la búsqueda de la joven de 18 años, vista por última vez el viernes 22 de abril a las 19, a unas ocho cuadras de su casa, en la ciudad de Santa Elena.

El principal sospechoso por la desaparición de Gisela Alejandra López fue citado a declarar ayer por parte del fiscal Santiago Alfieri. La joven de 18 años fue vista por última vez el viernes 22 de abril a las 19, a unas ocho cuadras de su casa, en la ciudad de Santa Elena. En la investigación, se pudo determinar que habría estado en la casa de un hombre en Paraná. Se trata de Gustavo Centurión, de 36 años, quien fue detenido el viernes en su vivienda.

Los amplios rastrillajes que se realizaron en la localidad del Departamento La Paz en los últimos días dieron resultado negativo. Sin embargo, la pesquisa fue llevando hacia el sospechoso: el personal policial de la División Montada y Canes arribó al domicilio del hombre en la zona del Ejército, en la capital provincial. El perro rastreador de personas marcó la presencia de Gisela en su vivienda. De inmediato, el fiscal ordenó la detención.

Centurión fue trasladado a la ciudad de La Paz, donde permanece alojado en la Jefatura Departamental. Ayer fue citado por el fiscal, quien le imputó el delito de Privación ilegítima de la libertad. Imputación preliminar, mientras sigue la búsqueda y se reúnen más elementos de prueba. Centurión declaró y se defendió de la acusación. Anoche, al cierre de esta edición, Alfieri pedía la prisión preventiva para el imputado, y la jueza de Garantías de La Paz, Silvina Edith Elvira Cufré, resolvía al respecto.

En las últimas horas, se profundizaron dos líneas de investigación respecto de su paradero con vida. Mientras tanto, hoy continuarán los rastrillajes en Santa Elena, en busca de rastros de Gisela.

El viernes hubo una manifestación en la ciudad, en la que familiares, amigos y allegados a la joven reclamaron por su aparición con vida. “Hoy todos somos Gisela. Levantemos nuestras luces para contagiar a otros, para movilizarnos, para unirnos, caminemos juntos y hagamos presencia, porque no da lo mismo que falte uno de nosotros, porque nos preocupamos por Gisela y por todos los jóvenes de nuestra ciudad, que no están solos”, expresaron en un acto.

Mientras tanto se continúan los rastrillajes, con más de 200 efectivos policiales a caballo, con perros, lanchas, drone y grupos especiales.
 

Comentarios