Policiales
Sábado 11 de Julio de 2015

Imputan otro robo a la acusada del fatal asalto al remisero

Es por el robo a otro remisero, cometido horas antes del crimen de David Farina y con la misma modalidad  

La situación de los detenidos por el homicidio del remisero David Farina es cada vez más complicada. La investigación sospecha que Sebastián Berón, de 18 años, y Agostina Arrúa, de 19, se movían juntos con la misma modalidad delictiva: ella tomaba un remís o taxi, indicaba como destino el ingreso al barrio Hijos de María; en el viaje le avisaba por mensaje de texto a su cómplice que iba en camino; al llegar se bajaba y él se encargaba del trabajo sucio: a punta de pistola le robaba la recaudación. Pero en el último caso, el jueves 2 a la mañana, algo sucedió que el asaltante acribilló el auto y mató de un balazo a Farina luego de robarle la recaudación.

Ayer el fiscal Álvaro Piérola le imputó otro delito a Arrúa: el robo calificado de un remisero, ocurrido nueve horas antes del asesinato de Farina. El hombre, de quien se preserva su identidad debido a que siente mucho temor, señaló a Arrúa en una rueda de reconocimiento realizada el miércoles en Tribunales. La indicó como la pasajera que subió a su vehículo en calle Garrigó y Provincias Unidas y viajó hasta el mismo lugar donde más tarde acribillaron a su colega: Gobernador Crespo y Cortada 8 de octubre.
Allí Arrúa se bajó y le pidió que esperara porque iba a una casa a buscar plata para pagarle, pero regresó con un joven a quien no pudo identificar, que llevaba un arma de fuego. Le apuntó con el revólver, lo obligó a bajar y le robó la recaudación de unos 600 pesos. Este joven no fue identificado, pero podría tratarse de Berón o del otro cómplice que está acusado de robarle y balear a un albañil esa mañana en el barrio La Milagrosa (en la misma zona), conocido como Polo.

Hay varios trabajadores del volante en Paraná que han sufrido este tipo de asaltos, tal como lo habían señalado algunos de ellos en una nota publicada por UNO el 24 de febrero, por lo que expresaban la preocupación del sector. Presentían lo que meses más tarde finalmente sucedió, pero nadie hizo nada al respecto.
Piérola pidió la prisión preventiva de Arrúa por este hecho. Los defensores oficiales Paula Montefiori y Fernando Callejo se opusieron y plantearon la nulidad de la rueda de reconocimiento del remisero víctima del robo por considerar que a partir de la audiencia pública del lunes circularon por varios medios de comunicación numerosas fotografías de la joven investigada en el caso Farina, lo que habría influenciado en que sea señalada en la rueda.
El juez de Garantías Ricardo Bonazzola impuso una prisión preventiva de 60 días, comprensiva de la misma medida impuesta a Arrúa por el caso Farina. Fundamentó que se trata de una medida proporcionada a los delitos que se investigan, ante los riesgos procesales.

Siguen presos
Ayer al mediodía se realizó la audiencia de apelación a la prisión preventiva por 60 días impuesta a Agostina Arrúa y Sebastián Berón. La medida cautelar, resuelta en el marco de la investigación del asalto y homicidio de David Farina, fue apelada por los defensores oficiales Paula Montefiori y Fernando Callejo, y el defensor particular Boris Cohen.
Los defensores de Arrúa plantearon que el encarcelamiento preventivo viola garantías constitucionales y propusieron una medida sustitutiva como la prisión domiciliaria. En tanto, Cohen solicitó directamente la excarcelación de Berón, y citó antecedentes de causas por homicidios en los que los imputados esperaron el juicio en libertad. Los fiscales Patricia Yedro y Álvaro Piérola insistieron en que existen riesgos de fuga y amenazas a los testigos de la causa que sienten terror ante posibles represalias.

La vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones, Elisa Zilli, confirmó la prisión preventiva por entender que se encuentra “suficientemente fundada”.

Comentarios