Policiales
Sábado 14 de Noviembre de 2015

Impusieron restricciones a los que amedrentaron a Estela

La Fiscalía dispuso medidas ante la violencia en el barrio Lomas del Mirador II. El municipio inició el trámite para escriturar la casa de la víctima.

Luego de pasar una semana de amenazas y golpes, y horas de tensión desde la noche del jueves, Estela Pintos tuvo la respuesta que necesitaba. La Justicia impuso medidas de restricción a las personas que denunció por los hechos de violencia para desalojarla de su casa del barrio Lomas del Mirador II, y a su vez la Municipalidad de Paraná le dio la asistencia necesaria e inició los trámites para escriturar su casa. Ella y sus vecinos que la acompañan para que no la desalojen, están contentos y esperanzados de tener un período de paz en una zona golpeada por la violencia.
Según se informó a UNO, luego de la denuncia que radicó Estela tanto en la comisaría 12ª como en la Unidad Fiscal de Respuestas Rápidas, desde la Justicia dispusieron una serie de medidas tendientes a evitar nuevos episodios de violencia, así como asegurar que la mujer siga viviendo en el departamento que habita desde hace varios años.
Entre las mismas se encuentran las restricciones de acercamiento para un grupo de sujetos mencionados en la denuncia, tanto el hombre que tendría intenciones de quedarse con su casa como aquellos que fueron “de aguante” en forma patoteril. Incluso en otra causa se investigan las lesiones sufrida por la mujer en uno de los amedrentamientos para que abandonara su casa.
También se detallan en la resolución las prohibiciones de ocasionar actos molestos o perturbadores contra Estela, así como hacia otras peronas del barrio que quieren vivir tranquilas.
Tal como se informó ayer, Estela llegó el lunes de trabajar y se encontró con que su expareja le había vendido su casa a un hombre de apellido López, por 15.000 pesos, quien con seis sujetos más la habrían amenazado para que se fuera. Ella resistió y fue apoyada por los vecinos que aseguran que ella vive en ese departamento de la planta alta de la manzana sobre calle Quirós, entre Longo y Torra. En el Lomas del Mirador II nadie tiene título de propiedad de las viviendas, y ser dueño es cuestión de historia y buena fe.
Hace un tiempo desde la Municipalidad de Paraná se inició un proceso de escrituración de las casas para evitar situaciones como las que padeció Estela esta semana y el año pasado otras mujeres. Según contaron vecinos del barrio, ya van 17 escrituras entregadas. 
Estela fue ayer a la Subsecretaría de la Mujer de la Municipalidad, cuyas autoridades en coordinación con el abogado que se designó para ayudar a la vecina del Lomas II lograron avanzar en el inicio del trámite para que ella también pueda tener el título que diga que ella es la dueña de la casa que compró hace unos años, y que nadie la pueda sacar de allí.
Ana Escobar, una vecina que vive abajo del departamento de Estela y que la está acompañando en todas estas instancias, dijo a UNO: “Mi objetivo y el de todos los vecinos es que Lita se quede en su casa como corresponde”.
De a poco, para salir adelante
Cuando Estela llegó el lunes a su casa se enteró de que su expareja se la había vendido a un hombre, pero además se la habían vaciado: literalmente, no quedaba ni un mueble. Por esto, entre los vecinos que salieron a apoyarla ante las amenazas que recibió, ahora están ayudándola con lo que pueden: desde platos y cubiertos hasta sillas y muebles, para que pueda de a poco rehacer su vida, luego de la pesadilla que le tocó vivir. Lo cual no será sencillo, ya que la mujer trabaja como empleada de casa particular, no registrada.

Comentarios