La Provincia
Martes 16 de Febrero de 2016

Ilarraz: instan a que se resuelva la inhibición de algunos jueces

Querellantes presentaron un escrito para que se constituya un tribunal. Es el paso previo para tratar el procesamiento del imputado  

La querella que representa a las siete víctimas que denunciaron al cura Justo Ilarraz por abusos sexuales que se habrían cometido en el Seminario Arquidiciocesano de Paraná y que originó una causa que se sustancia en los Tribunales provinciales presentó ayer un pedido en la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) para que se dicte una resolución respecto del Tribunal que deberá resolver en torno a las excusaciones de algunos jueces que pidieron no ser partícipes del proceso. Resuelta esta instancia, luego la Justicia deberá expedirse sobre el recurso de apelación contra el procesamiento del cura que había formulado la defensa.

La medida que ya había sido consensuada a fines de 2015 por la querella, conformada por los abogados Rosario Romero, Milton Urrutia y Marcos Rodríguez Allende, se formalizó ayer con la presentación de un escrito que expone además, la inquietud de las víctimas y de sus familiares por el lento avance del proceso. “Ya pasaron seis meses desde que se dictó la resolución y queremos que se llegue a juicio. Queremos que se le dé prioridad a la conformación del Tribunal que deberá aceptar o rechazar las inhibiciones que presentaron diferentes magistrados”, informó a UNO la abogada Rosario Romero.

Sobre el motivo de las inhibiciones que plantearon algunos magistrados, negándose a intervenir en la tramitación de la causa, la abogada aseveró: “Hay argumentos a favor y en contra pero entiendo y esto es una opinión a título personal, que muchas de le recusaciones no se van a aceptar”. Según Romero, la negativa de algunos de los jueces responde a que en determinado momento emitieron opinión como Tribunal.

Con respecto a cuál es el sentimiento de las víctimas frente a la falta de avances, la letrada expresó que ella pudo tomar contacto con sus defendidos y que le hicieron saber su malestar por la situación en torno a la investigación.

Tratamiento de la prescripción
Luego del procesamiento dictado por la jueza de Transición N°2 Paola Firpo, el 10 de julio 2015, la causa ingresó en un interminable letargo solamente interrumpido en septiembre del año anterior, cuando el expediente llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación que concedió el recurso de impugnación extraordinario que había interpuesto la defensa encabezada por Juan Ángel Fornerón.

Todos los expedientes que confluyen en el máximo tribunal de justicia del país hacen pensar que el tratamiento de la prescripción, el eje por donde pasa la estrategia de los defensores, llevará un tiempo prolongado y más aún si se tiene en cuenta que recién hace pocos días el alto cuerpo solicitó que se remitan las actuaciones principales del caso.

El caso Ilarraz, que parece haber entrado en un cono de sombras, cobró notoriedad en 2012 cuando se abrió un expediente judicial impulsado de oficio por el Procurador General de la Provincia, Jorge García, tiene como único imputado al cura nacido en Paraná hace 56 años y que actualmente reside en la provincia de Tucumán. Poder sortear el escollo, primero, de las inhibiciones y luego de la apelación al procesamiento, permitirá desenredar esta madeja.
Los apartamientos
El 17 de diciembre el Tribunal de Jucio y Apelaciones dispuso que sea el Tribunal integrado por Gustavo Maldonado, Pablo Vírgala y Daniel Malatesta, el que se expida sobre las inhibiciones que en algún momento del proceso presentaron las juezas Marcela Badano, Cristina Lía Van Dembroucke y Gabriela Garbarino.
Si son aceptadas las inhibiciones, el tribunal nombrado en primer término será el definitivo.


 

Comentarios