A Fondo
Viernes 05 de Febrero de 2016

¿Ignorancia o subestimación?

Marcelo Medina / De la Redacción de UNO
mmedina@uno.com.ar


Corría mayo de 2003. La ciudad de Santa Fe estaba bajo agua por el desborde del río Salado. A todos se nos llenaban los ojos de lágrimas cuando veíamos a nuestros vecinos con el agua hasta el pecho tratando de sobrevivir. Pese al caos, la Asociación del Fútbol Argentino dispuso que Unión y Colón disputaran sus partidos de local por el Torneo de Primera División en Paraná. Así fue que el Tate empató con River 1 a 1 con un golazo de tiro libre del Mago Capria para los santafesinos, que arrancaron el juego perdiendo 1 a 0. Después vinieron Banfield y San Lorenzo a jugar ante Colón. Con el Taladro no hubo goles. Los Sabaleros cayeron 1 a 0 con un golazo de José Pepe Chatruc de chilena o media chilena como más les guste a los futboleros. 

El recuerdo de estos tres partidos es solo a efecto de recordarles a Daniel Fava y a otros periodistas porteños que San Lorenzo conoce el estadio Grella. Así como los Cuervos, también pisaron Paraná en los últimos años Independiente, Rosario Central, Gimnasia de La Plata, Temperley y Sarmiento de Junín por nombrar algunos equipos. 

Fava dijo sin ponerse colorado en Radio La Red que el técnico de San Lorenzo estaba preocupado por la cancha. “Hay preocupación por el estadio. Hay que jugar en todas las canchas, no hay que llorar y hay que ir y salir a jugar desde las 19 horas. Pero es una cancha en la que nunca se jugó. Es una cancha de fútbol de ascenso tirando a muy de fútbol del interior y la verdad que no se sabe cómo está el campo de juego. Hoy el cuerpo técnico tenía preocupaciones. Nadie conoce el estadio y nadie tiene referencia”. Palabras más, palabras menos son las que dijo el periodista que en América Sports años atrás conducía un programa partidario del extinto Real Arroyo Seco, club del interior de Rosario presidido por el narco Patricio Gorosito. Pero lo más llamativo es que Fava estuvo en Paraná cuando a San Lorenzo lo dirigía Ramón Díaz y el riojano pidió el estadio Grella para entrenar. Conoce que el campo de juego de Patronato tiene las mismas dimensiones que el de Boca 105 por 68 y es más grande que el de Atlético Rafaela. También sabe que, al igual que en La Bombonera, en el Grella los jugadores están muy cerca de la gente. Hoy no quisiera estar en la piel de los hinchas de San Lorenzo porque el técnico está preocupado por las medidas de la cancha y no por cómo parar el equipo. Otra cosa inaudita o de no creer es que el empresario que quiere conducir la AFA no tenga en su club o en Ideas del Sur una persona para mandar a Paraná para que mire cómo es la cancha de Patronato. Me parece que a algunos periodistas porteños les molesta viajar por el país. Y solo les preocupa lo que pasa en Buenos Aires. 
 

Comentarios