La Provincia
Jueves 25 de Junio de 2015

Identificaron las huellas dactilares de un militante de Concordia desaparecido en la dictadura

Se logró confirmar la identidad de Alfredo Omar Enrique Fiorito, asesinado en Rosario en 1977, de quien encontraron huellas y fotografías tomadas luego de su asesinato. No pudieron hasta el momento localizar los restos.

Las huellas dactilares de un concordiense militante de la Juventud Peronista, asesinado en 1977 por una patota de la última dictadura cívico militar, fueron identificadas por la Justicia Federal luego de un trabajo de investigación iniciado en 2011 por la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe.
Se trata de Alfredo Omar Enrique Fiorito, nacido en Concordia en 1956, quien según indicaron a UNO los investigadores fue asesinado en un supuesto enfrentamiento en la zona de la esquina de Ingenieros y Alberdi, en la ciudad de Rosario.
El equipo de Investigación, Apoyatura y Seguimiento de Causas Judiciales de Lesa Humanidad provincial aportó una hipótesis de identidad mediante el relevamiento de distintos fondos documentales, como archivos de la policía, negativos fotográficos, huellas dactilares y relevamiento de medios de comunicación de la época.
La primera presentación ante la Justicia se realizó en 2011 y luego, en 2014, se agregaron las fichas dactiloscópicas, que permitieron corroborar la hipótesis de los investigadores de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad del Ministerio Público Fiscal, con la intervención del fiscal Gonzalo Stara.
Daniel Fiorito, hermano de Alfredo, dijo a UNO que la noticia significa un "gran paso" ya que, si bien la familia no ha logrado recuperar el cuerpo, la investigación ha permitido corroborar que fue asesinado y que sus huellas y sus fotos estaban en dependencias de las fuerzas de seguridad de la provincia de Santa Fe.
Daniel relató que fue llamado por los investigadores para que intentara identificar la fotografía del cuerpo de una persona acribillada en aquel enfrentamiento, lo cual pudo realizar y confirmó que se trataba de su hermano.
"Después de mucha investigación en Santa Fe capital, comenzaron a buscar información acerca de que una persona habia sido abatida en Rosario. Había fotografias del cuerpo. Me mostraron una para que identificara si era mi hermano. Aunque estaba bastante cambiado, era él", contó.
"Una de las cosas que nosotros aportamos para identificarlo es que él tenía un diente incisivo superior quebrado, y el cuerpo en la foto tiene ese mismo detalle", agregó el hermano. 
En Rosario –siguió relatando– la Justicia halló las huellas digitales de esa persona de la foto, que estaban en una comisaría. Luego de ser peritadas por organismos especializados, y comparadas con las huellas de Fiorito existentes en archivos de Entre Ríos, se determinó que se trata de la misma persona.
"Tenemos esa confirmación. Entonces llamaron al Equipo Argentino de Antropología Forense para ir a identificar el cuerpo en el cementerio La Piedad de Rosario, y cuando fueron al lugar donde estaba designado como que se había depositado el cuerpo, no lo encontraron", describió. "Pero pude comprobar que efectivamente es mi hermano. Ese rostro pertenece a mi hermano".
Fiorito recibió toda la documentación que acredita que su hermano desaparecido fue asesinado por las fuerzas represivas. Ahora continúa la investigación con resecto a la Comisaría que intervino en el hecho, cómo sucedió lo que se intentó presentar como un enfrentamiento y la búsqueda de los restos. 
Daniel hizo saber su agradecimiento a quienes intervinieron en la investigación, entre otros los integrantes de la Subsceretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos, a cargo de Julián Froidevaux, y la misma área de la provincia de Santa Fe.
Alfredo Fiorito vivió en el barrio Belgrano de Concorida. Estudió en la escuela de Comercio Nº 1 y militó en la Unón de Estudiantes Secundarios. Luego se trasladó a Santa Fe y se enroló en la Juventud Peronista Regional II.

Comentarios