Solidaridad
Viernes 21 de Abril de 2017

Un pedido por Alma, de corazón

Alma Delfina Gianoli Rivas tiene 3 añitos y un corazón muy débil, necesita otro que la ayude a seguir viviendo. Por eso, desde el 19 de enero de 2017, se encuentra en emergencia nacional, internada en el hospital Italiano de Buenos Aires.


Sus seres queridos lanzaron una campaña desesperada, bajo el lema #LosÓrganosNoVanAlCielo, con el objetivo de concientizar sobre la importancia de la donación de órganos y difundir el caso para que rápidamente pueda llegar un donante para Alma. De acuerdo a la información médica, la pequeña oriunda de Claypole tiene un ventrículo único y bloqueo AV completo con marcapaso. Su insuficiencia cardíaca empeoró en los últimos meses y por tal motivo, está en emergencia nacional. Integra así la lista de 18 niños que necesitan un trasplante de corazón en Argentina. Sostenida por medicamentos, Alma necesita ayuda para respirar y su familia ya sabe que la pequeña no saldrá de la sala de Terapia hasta que no llegue su corazón. A diferencia de otros casos, Alma no puede usar el recurso del "corazón artificial". Ella necesita un órgano. Su anatomía, por tener un solo ventrículo, no lo permite. Si el diagnóstico de algunas enfermedades graves es injusto y desagradable para cualquier ser humano, todavía resulta más irracional e inexplicable cuando se trata de niños. Estas criaturas tan pequeñas muchas veces ni siquiera son conscientes de lo que les pasa. No hay límites de lo que un padre o una madre estaría dispuesto a hacer por su hijo. Pocas cosas pueden ser tan movilizantes como la necesidad de hacer todo lo que esté a su alcance para salvarlo.


Cada semana llegan al Facebook de UNO, dos, tres, 10 mensajes de la familia de Alma, recordando la campaña, pidiendo ayuda para Alma. La insistencia, las palabras de quien nos mandan los mensajes dan cuenta de la desesperación. "Hoy falleció Sami, de cuatro añitos, también estaba esperando en emergencia nacional por un trasplante cardíaco. Van cuatro chicos en tres meses... nos quedan Alma y Mía esperando... Ayudanos", decía el último mensaje, enviado ayer. Y el mensaje increpa, nos quedan Alma y Mía, y hay que hacer hasta lo imposible para que aparezca una esperanza para sus vidas. En 2016 se realizaron en Argentina 1.687 trasplantes de órganos y 937 trasplantes de córneas, lo que equivale a decir que cada cinco horas una persona recibió un trasplante de órganos. Según un informe del Instituto Nacional Coordinador Único Coordinador de Ablaciones e Implantes (Incucai), del total de 1.687 trasplantes, 1.121 fueron renales (740 con donante fallecido y 381 con donante vivo), 349 hepáticos (312 con donantes fallecidos y 37 con donante vivo), 109 cardíacos, 46 renopancreáticos, 33 pulmonares, 17 hepatorrenales, cuatro intestinales, cuatro cardiorrenales, dos pancreáticos, uno cardiopulmonar y uno cardiohepático. Además se realizaron 937 trasplantes de córneas. Entre Ríos ocupa el tercer lugar en la donación de órganos y tejidos, luego de Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires.


La donación de órganos debería ser parte de una cultura colectiva que promoviese esta práctica como lo que es: uno de los actos más valiosos de solidaridad. Solo así se puede atenuar la angustia de las personas que hoy en el país dependen de un donante para seguir con vida. La concientización debe seguir creciendo hasta que toda la sociedad entienda que #LosÓrganosNoVanAlCielo.


Comentarios