Hoy por hoy
Sábado 22 de Abril de 2017

Si son 15 o 30, que sean 15 0 30

El caso Micaela García reabrió la polémica. La salida antes de tiempo de Sebastián Wagner luego de que el juez Carlos Rossi le otorgara la libertad condicional fue lo que mató a la joven de 21 años en Gualeguay. Sin rodeos, podemos decir que a Micaela la mató la Justicia. Y no hay vuelta que darle, muchos delitos se podrían evitar si los condenados cumplieran de manera efectiva la pena que se les impuso. "Si tiene ocho años, cumple ocho años. Wagner o el que sea", afirmó días pasados Emilio Castrillón, vocal del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos. Y más allá de que puede haber un profundo debate sobre el tema, no hay vuelta que darle al asunto.
Los días posteriores al triste desenlace que tuvo Micaela escuché un sinfín de opiniones. Lo concreto es que se está perdiendo el tiempo. Es momento de actuar, es momento de brindarle seguridad a la gente y que no venga cualquier hijo de puta a truncar una vida solo por el hecho de tener una mente enferma. Sin dudas que después se puede avanzar en la forma en que un delincuente se puede recuperar adentro de una cárcel, pero en el tiempo que debe estar preso no debería haber discusión. Porque después vienen los lamentos y las frases hechas que hace muchos años escuchamos. En esto no hay que escandalizarse ni ser hipócritas. La Justicia debe ser eso, sin puertas que se puedan abrir para que un violador encuentre la posibilidad de salir al poco tiempo de ser condenado. Y deben ser precisamente los jueces los que nos garanticen que no se reduzca una pena a quien por diferentes recomendaciones no debe estar en la calle.
Puede sonar fuerte todo esto, pero estoy convencido de que en esto se debe actuar de inmediato. Y está claro que no solamente los delitos sexuales deben tener un cumplimiento efectivo de la pena impuesta, sino la mayoría de los delitos donde se termine con la vida de una persona. No debe haber miramientos, porque alguien que mata no los tiene. Se le debe caer con todo el peso de la ley, por más que esto sea una frase sin sentido para algunos. Después puedo discutir con los que hacen de los derechos humano su bandera, pero antes quiero saber que voy a vivir sin miedo. Por eso, si son 15 o 30 años de condena, que los cumplan. También está claro que el juez Rossi debe responder ante la Justicia. Ya recibió el desprecio de la sociedad, pero eso no debe ser suficiente para un funcionario judicial que nos falló a todos.

Comentarios