Hoy por hoy
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Para encender verdades en los pueblos

Abuelas de Plaza de Mayo es una organización que ha sabido crear distintas herramientas para llegar con su mensaje a la sociedad y así llevar adelante su objetivo: encontrar a sus nietos arrebatados del seno de sus familias biológicas o desaparecidos junto con sus padres durante la última dictadura cívico militar, en el marco de un plan sistemático. Esas herramientas fueron al principio muy rudimentarias: aquellas mujeres se instalaban en la puerta de escuelas o se empleaban como empleadas en casas particulares para ver si reconocían a determinado niño o niña y corroborar o no alguna sospecha. No tardaron en afinar los instrumentos de búsqueda. Fueron ellas las que interpelaron a la ciencia y a los científicos para lograr un método que les permitiera identificar a aquellos niños mediante análisis de sangre, aún con la ausencia de los padres. Así se descubrió el "índice de abuelidad", que permite determinar la relación de parentesco con un 99,99% de exactitud.
La tarea también fue interpelar a los distintos gobiernos y así lograr que la búsqueda de los nietos y nietas sea lo que debe ser: una política de Estado. Hubo avances aún cuando regían las leyes de Obediencia Debida y Punto Final –recordadas como Leyes de Impunidad–, las que no contemplaban la clausura de juicios por casos de sustitución de identidad. Con Raúl Alfonsín se creó por ley el Banco Nacional de Datos Genéticos en 1987. Carlos Menem conformó en 1992 la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi), organismo específico estatal dedicado a la materia. En los gobiernos kirchneristas se impulsó el proceso de memoria, verdad y justicia, con la consecuente agilización de los juicios y restitución de los nietos.
Las herramientas de Abuelas de Plaza de Mayo se apoyan a su vez en estrategias culturales y comunicacionales, las que se despliegan para despertar dudas en quienes hoy son adultos de unos 40 años, permitirles conocer la verdad sobre su origen y reencontrarse con quienes los buscan desde hace cuatro décadas. En ese sentido, en estos momentos está vigente la Pueblada x la Identidad, pensada como una campaña federal para encender esa duda entre habitantes de aquellas localidades del interior del país donde hasta ahora el mensaje de las Abuelas no ha llegado lo suficiente. En Entre Ríos se sumaron numerosas entidades gubernamentales, gremiales, sociales y de derechos humanos con el objetivo de que en cada pueblo haya alguna manifestación –educativa, cultural, barrial, deportiva– que posibilite transmitir que hay casi 400 desaparecidos con vida y que pueden estar en cualquiera de esos pueblos. Para participar de la Pueblada se puede contactar a puebladaxlaidentidad@abuelas.org.ar o rdifusion@abuelas.org.ar.

Comentarios