Violencia de género
Sábado 03 de Junio de 2017

No alcanzan las consignas para mitigar el dolor

No alcanzarán las marchas ni las consignas para mitigar todo el dolor que se suma sobre una sociedad que llora cada 24 horas la muerte de una mujer víctima de la violencia de género. La cultura machista todavía no deja el lugar suficiente para concientizar sobre la matanza que está en marcha en la Argentina, ni sobre el sufrimiento que miles de mujeres viven todas las horas de cada día en hogares violentos de todas las clases sociales de nuestro país.

Cada una de esas muertes es el corolario de años de dolor oculto, de sometimiento cultural, de fallos judiciales inadmisibles, de falta de atención en el momento adecuado, de minimización de hechos, de burlas. Todo regido por un machismo violento y primitivo que está matando a hijas, hermanas, madres, vecinas, estudiantes, abogadas, novias, esposas. Mujeres, solo mujeres.

Hoy la sociedad tendrá otra oportunidad para sumar su apoyo a la lucha para desterrar definitivamente este flagelo de nuestras vidas. No será mañana, ni pasado, pero cada espacio ganado a la violencia, cada corazón que sume a esta batalla será un espacio menos que se le dejará a la violencia. Cada persona que se sume a cualquier marcha en cualquier lugar de la Argentina, será un segundo más que se agregará a las 24 horas que separan cada una de las muertes que nos quita la respiración ante cada noticia de una nueva desaparición, ante cada ataque, ante cada nueva denuncia por violencia de género.

La muerte de Micaela García fue un hito que cubrió todos los matices que podían rodear una historia trágica y evitable. La Negra se salió con la suya y transformó su muerte en un mensaje de lucha que llegó a todos los rincones de la Argentina para sumar conciencia, para agregarle su garra a una batalla desigual que necesita todavía mucho más para comenzar a ver resultados.

La marcha de hoy será otro granito de arena en este camino. No hay ni habrá medios equivocados para hacerse escuchar. Para mostrar que estamos en presencia de una verdadera matanza y es necesario detenerla. Todas las formas serán válidas, porque el machismo violento no conoce formas ni reglas para seguir golpeando, mutilando y matando mujeres.

Entre Ríos quiere dar batalla. Muestra sus consignas, convoca a su gente y suma esperanzas a través de una fuerte presencia en cada una de las marchas convocadas.

Toda una provincia se plantará hoy ante la violencia de género con un grito fuerte en la garganta que busca encolumnar a quienes todavía no se animan, a todos los que no han tomado conciencia de la gravedad de lo que está pasando, a los que ven las marchas de reojo y con desdén sin entender que el problema no es de los otros, sino de todos nosotros.

Hoy será el día, otro día que nos da la oportunidad de sumarnos para ayudarnos.



Comentarios