Anses
Viernes 30 de Junio de 2017

Los derechos ganados no se tocan

En las últimas horas se confirmó una triste noticia para la educación de nuestro país, 94.000 estudiantes de entre 18 y 24 años que se encuentran finalizando el secundario, cursando ciclos terciarios o universitarios, se enteraron, ante la ausencia de pago este fin de mes que dejaron de percibir sus becas Progresar. Hablamos de mucho más que de 900 pesos mensuales, este programa nacional que administra la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), es un derecho ganado desde 2014 y para miles de jóvenes se traduce en ese incentivo que el Estado les concede por pensar en su futuro y aprobar sus materias.

Después de tres años, los 739.000 alumnos estudiantes que perciben las becas, están acostumbrados a utilizarlas para cubrir sus necesidades más básicas como el pasaje para viajar desde el interior de las provincias, la compra de apuntes y fotocopias, más la carga para la SUBE y dejemos de contar, porque hay que reconocer que, en medio de tan altos índices inflacionarios, el monto a más de uno no le alcanza.

Frente al reclamo de los becados, docentes y sus sindicatos en todo el país, desde Anses salieron a dar algunas respuestas. El retraso se justificó con un proceso de control de los requisitos académicos de los estudiantes, que deben aprobar al menos dos materias al año para recibir los 900 pesos, donde son las universidades o institutos terciarios los que informan al Ministerio de Educación sobre la situación del becado. Aseguran que el plazo vencía el 31 de marzo y que si bien hubo una prórroga hasta el 31 de abril, la demora en la entrega de datos continuó.

El comunicado aduce que hay casos donde los chicos no se volvieron a inscribir, y por otra parte expresan que muchos que están finalizando secundarios y primarios no certificaron la escolaridad.

Dicen ahora, luego de las malas repercusiones mediáticas, que la intención no es cortar el Progresar (aunque ya lo cortaron a miles), sino que son medidas temporales y que donde haya demoras o errores se dará marcha atrás. También difundieron que hay un formulario para evitar la suspensión.

Respuestas tardías para quienes no cuentan con los recursos necesarios para costear sus estudios, medidas que se traducen en un grave retroceso a un derecho ganado pero que por haber sido otorgado en otro gobierno, debe ser revisado.

Se sabe que los controles deben darse y que el Estado no es una "máquina de derrochar dinero" así porque sí, pero ¿es necesario retroceder una vez más en materia de seguridad social?, ¿acaso no hay otros controles más urgentes?

Se habla de becas como si se tratara solo de papeles y sellos, y al igual que sucedió con las bajas de pensiones, se dio el corte sin previo aviso, dejando en una total incertidumbre a quienes contaban con el dinero para afrontar el mes. El acompañamiento a ese joven que deja sus estudios también debe darse, porque de lo contrario se los está privando de acceder a un derecho fundamental para encarar la vida, como es estudiar.



Comentarios