Política
Sábado 01 de Julio de 2017

Los carnívoros de la política

Es mentira que la famosa "campaña electoral" arrancó. Siempre está presente. Sí sucede que la utilización de diferentes casos de la vida cotidiana de los argentinos de a pie hace mutar a los políticos. Por momentos son leones "hervíboros" y ante el caso reciente del jubilado Estivill en la sede de la Anses en Mar del Plata los hace convertirse en "carnívoros". La premisa del "todo vale" en la política y cuando estamos a la vuelta de la esquina de las PASO, los hace desnudar y muestra el ADN de estos "representantes del pueblo". Es sabido que legisladores (hoy enrolados en la oposición), exfuncionarios y una vasta lista de nombres aprovecharon las dos primeras líneas de información (se decía que don Rodolfo se había quitado la vida porque no le habían dado respuesta a su reclamo) para "escupir" en las redes sociales su desagrado por lo acontecido. Pasaron un par de horas y tuvieron que poner reversa, borrar twits y posteos en redes sociales. Se supo la verdad, y para los "carnívoros" ya era tarde. La fiscal que lleva adelante la investigación por la muerte, Andrea Gómez, aseguró que se trató de un suicidio, que todas las otras hipótesis fueron descartadas "desde un primer momento" y que el hombre, quien cobraba una jubilación "muy superior a los 23.000 pesos", estaba atravesando una depresión que lo llevó a tomar tal decisión. "Estoy cansado, perdón a mi sobrina", gritó el hombre, antes del penoso hecho. El fatídico caso se dio el jueves por la mañana, en el mismo día la familia había aclarado que el "abuelo" (que había sido cirujano) estaba depresivo, pero esto no importó. Se utilizó políticamente. Y se bajó linea. La conducción nacional de la Asociación Trabajadores del Estado a cargo de Hugo Godoy llevó adelante ayer un paro general en todo el país en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ante "la dolorosa demostración de impotencia evidenciada en el suicidio del jubilado". Sobre este punto, la fiscal se quejó por "lo lamentable y miserable de que se aproveche de la muerte de un ser humano". Y concluyó : "Para mí es repudiable desde donde se lo mire". En Paraná, ayer, fueron siete los trabajadores afiliados a ATE en la sede de calle España que llevaron adelante el paro. Ese pequeño puñado de trabajadores "no atendió" al público. Vaya paradoja, el mismo argumento que escupieron los políticos "carnívoros".

Comentarios