Hoy por hoy
Sábado 08 de Julio de 2017

La peleó de abajo y se codea con las potencias

Maxi, como lo conocen todos en el ambiente del básquetbol de Paraná, comenzó a trabajar como Monitor en Sionista y luego se convirtió en asistente del proyecto más exitoso del básquet de la capital entrerriana. Acompañó a Sebastián Svetliza en el banco de suplentes y logró ascender a la Liga B, salió campeón del TNA y llegó a lograr el tercer puesto en la Liga Nacional A. Jugó Liga Sudamericana y Liga de las Américas. Resumido en un par de líneas parece sencillo. Pero el recorrido fue extenso, sacrificado, de aprendizaje y permanente exigencia. De viajar en una combi en el básquet amateur a los grandes hoteles. De enfrentar las noches de la dura Liguilla Provincial a las luces del Polideportivo Islas Malvinas o el Ceruti. A estudiar a los equipos de Rubén Maganano, el Oveja Hernández o Julio Lamas.
Maxi Seigorman empezó bien de abajo. Acompañado por Cynthia, su compañera de toda la vida y ahora madre de sus hijos Ian y Gaia, un día se despegó de Sionista y tomó vuelo propio. Experimentó en el Torneo Nacional de Ascenso como entrenador, tuvo un paso por Talleres y llegó a la Liga Nacional en el banco de Instituto. Si bien esta última experiencia no culminó, se dio el gusto de ganarle el clásico de Córdoba a Atenas en su propia casa. Allí, donde se florea la mayor cantidad de títulos de la Liga Nacional.
A principios del año pasado el Caudillo Entrerriano del básquetbol, Sebastián Uranga, en su función de director deportivo de la CABB lo designó entrenador de las formativas.
Maxi asumió el compromiso y fue por más. Este año apareció la chance de dirigir un Mundial. Brasil se quedó afuera por un conflicto y Argentina, por mérito deportivo, ingresó a la cita. El DT armó el equipo U19 y fue a Egipto a pelear con las grandes potencias. Perdió con Francia en el debut y luego ganó tres partidos en serie que le permitieron clasificar a los cuartos de final. Superó a Corea del Sur, Nueva Zelanda y Egipto, el local. Ayer perdió con uno de los candidatos, España, y ahora peleará por el quinto puesto. Más allá del resultado final, el DT nacido el 31 de enero de 1977 en Paraná, ya dejó su sello. Su próximo desafío será la Americup. Maxi fue designado para integrar el cuerpo técnico de la Selección Mayor y se dará otro gusto, estar al lado del Oveja y del gran Luis Scola.

Comentarios