Hoy por hoy
Viernes 12 de Mayo de 2017

La Justicia y el futuro de los argentinos

Argentina tiene muchos problemas y uno de los principales es la Justicia, como así también su ausencia. Ahora bien, la Justicia y su ausencia acarrean muchas consecuencias que a diario afectan a nuestra población. Ejemplos de esto hay miles, pero solo me detendré a mencionar uno y es el 2x1, el polémico fallo de la Corte Suprema que favorece a exrepresores.
Ahora bien, si pensamos en lo que dijo en el siglo III dC el jurista romano Domicio Ulpiano, la justicia es la continua y perpetua voluntad de dar a cada quien lo que le corresponde, nos damos cuenta que como país, estamos muy lejos.
Sería un sueño que lo que dice Ulpiano fuera así en la Argentina, pero lo cierto es que estamos inmersos en una pesadilla. La Justicia tiene que ver con el trabajo, la educación, las relaciones personales y, sobre todo, con el sistema de valores que rige la convivencia.
Pero aquí, en nuestro país, ocurre todo lo contrario. Nuestro sistema judicial es viejo, venal y corrupto. Un juez puede condenar a un detenido sin haberlo visto jamas o puede venderle su libertad a sola firma.
Es triste admitirlo pero es así. Estamos sumergidos en una historia de abulia, burocracia y plagada de marañas legales. La corrupción y la impunidad van de la mano y de alguna manera nos encontramos, como sociedad, atrapados por una Justicia injusta.
Pero ante este estancamiento, también aparece la queja, la movilización. Es así que el miércoles pasado, en toda la Argentina se realizaron protestas en contra de la resolución judicial que acortó la pena de un exrepresor que actuó durante el último régimen militar en nuestro país. Quienes se manifestaron lo hicieron porque consideran que el fallo es inconstitucional y es sumamente peligroso porque podría dejar en libertad a muchos otros acusados de delitos de lesa humanidad que hoy están en la cárcel.
Esta situación del 2x1 generó un repudio social importante, tanto que el Gobierno como la oposición se unieron para rechazar este dictamen de la Corte y, de esta manera, hasta el Senado argentino aprobó el miércoles, por unanimidad, un proyecto que restringe la aplicación de reducciones de condena para los delitos de lesa humanidad.
Es por eso que ante esta situación nos debemos plantear como ciudadanos, ¿qué estamos esperando para que el Gobierno haga de una vez, y por primera vez, justicia? Si nosotros no actuamos y nos unimos para reclamar nuestros derechos, ¿quién lo hará?
La Justicia se aplica en el presente pero garantiza el futuro. La actuación del Gobierno con la población tiene que ser rápida, clara y contundente, sin matices, para que así a las próximas generaciones les podamos decir que la policía está para protegerlos, que los jueces son justos, que ante la ley somos todos iguales y que viven en un país que garantiza su bienestar.
Quizás algún día baje la inflación, cientos de personas recuperen su empleo y Argentina comience a ser un país estable, mejor, pero sin Justicia no hay futuro.

Comentarios