Política
Jueves 01 de Junio de 2017

La grieta se agiganta

Hubo dos cruces en las últimas horas que no se pueden pasar por alto. Quizás para graficar que la "bendita" grieta que tanto daño le ha costado a los argentinos, está más presente que nunca. Uno se dio el martes por la noche; y el restante el miércoles por la mañana.

Las dos tuvieron las cámaras de televisión como testigo y las tribunas de la gente del otro lado; como así también el recinto de la Cámara de Diputados. El lugar a donde llegan los representantes del pueblo.

Cruce 1. Los periodistas Jorge Lanata y Diego Brancatelli se cruzaron en Intratables en un picante diálogo donde no faltaron los reproches. El panelista le cuestionó a Lanata haberle dicho "vieja enferma" a la expresidenta Cristina Fernández y le consultó porqué su rol dentro del periodismo "no es idéntico" entre el gobierno anterior y el actual de Mauricio Macri. Lanata, respondió: "Yo no siento que no sea el mismo. Yo hasta ahora no me crucé con gente contando guita en la Rosadita. No es que yo oculté alguna cosa que yo sepa que esté pasando. Te digo la verdad. Es más, si vos hablaras con los oyentes nuestros de Mitre, Mitre tiene básicamente un público macrista y 30 veces por semana me putean porque hablo en contra de Macri". A los pocos segundos, añadió: "Ojo que el macrismo también ha hecho un público tan fanático como el otro. Saco a Massa y putean, saco a otro y putean, solo puedo sacar macristas. Obviamente no lo hago, porque no... Si yo me entero de que hay algún negocio de ese tipo para contar, lo voy a contar, porque yo no nací con Macri, ni me voy a morir con Macri. Yo no voy a ser tan tarado".

Cruce 2. Como había pasado hace dos meses, Marcos Peña y Axel Kicillof protagonizaron el cruce más vibrante de la sesión de Diputados, correspondiente al informe del jefe de Gabinete. Primero pegó el exministro de Economía, luego respondió el funcionario nacional.

La pelea tuvo su primer capítulo cuando Kicillof criticó a Peña, quien, en su anterior exposición en la Cámara baja, había arremetido contra el kirchnerismo y, dirigiéndose a los diputados del FPV, había dicho una frase que resonó durante varios días: "¡No mientan más! ¡Háganse cargo!". Tras enumerar una serie de datos negativos de la economía, como la caída en el consumo de leche por persona, el exministro levantó el tono y se dirigió a Peña: "Lo que pasó el año pasado no es un error, es su política económica. ¡Asúmanlo! ¡Háganse cargo! ¡Son neoliberales, piensan como liberales! ¡No tienen que disfrazarse de otra cosa!".

Peña recibió el golpe en silencio y tuvo que esperar a que terminara la ronda de preguntas del kirchnerismo para responderle. "Claramente tenemos una visión absolutamente opuesta de la economía", empezó. Después lanzó el contraataque: "Vamos a trabajar durante mucho tiempo para que usted nunca más la maneje, porque tan mal la manejó que los argentinos hoy expresan un rechazo a esa política, por eso hoy no están gobernando el país". El exministro se sonreía incómodo en su banca. Para terminar le reprochó a Kicillof las críticas que había hecho sobre los niveles de pobreza. "Para usted, que se negaba a medir la pobreza, plantear que los problemas de pobreza son creados en este año y medio es inaceptable. La realidad es que nos dejaron un país con 30% de pobreza, después de los 10 años de mejores condiciones de intercambio internacional", dijo, algo tapado por los aplausos.

A casi dos años del nuevo gobierno se siguen discutiendo las mismas cosas. Todo vinculado a la grieta, que lejos está de poder salvarla, por el bien de todos.



Comentarios