José López
Martes 21 de Junio de 2016

José López y otras cosas importantes

José López tiene que ir preso si se demuestra que es un corrupto. Lo mismo para Lázaro Báez y cualquier otro, sea santacruceño, tucumano o entrerriano. Hago esta aclaración porque no hacerla implica soportar insultos de algunos intolerantes que únicamente ven hoy a la corrupción como el tema a discutir en el país. Es importante, pero en el Congreso de la Nación se están definiendo cosas que a la larga van a golpear a los sectores con menos recursos. Si bien hay que aprovechar el envión que destapó el impresentable exfuncionario de Obras Públicas del kirchnerismo para que se profundice la investigación sobre los precios que se pagaron y se pagan por obras públicas, es necesario seguir con atención las otras cosas que están pasando en Argentina y que también perjudican al pueblo. Repito por las dudas, si no quedó claro, que en caso de detectar delito de corrupción, proceso y condena para el funcionario y los empresarios.
Ahora sí. En los últimos días, además de López, aparecieron otros temas que no tienen mucha difusión. Por ejemplo el Observatorio Social de la CTA informó que según la AFIP la cantidad de trabajadores declarados, o sea en blanco en el sector privado, se redujo en 62.555 casos entre noviembre de 2015 y febrero de 2016. Cada vez hay más desocupados. Ayer UNO publicó que la Federación Económica de Entre Ríos (Feder) advirtió que si la tendencia negativa de los últimos meses no se revierte habrá cierres de negocios y despidos.
El presidente Mauricio Macri siempre dice que le duelen las medidas que toma y que perjudican a los trabajadores. Entonces tendría que modificarlas o dejar de aplicarlas porque la situación económica actual nos está dejando sin aire a los laburantes. Los sueldos no alcanzan y no aparecen políticas para movilizar la economía. El gobierno apuesta al blanqueo de capitales para el ingreso de dólares, pero por ejemplo el expresidente del Banco Central, Aldo Pignanelli dijo ayer en Radio Mitre que el plan no será exitoso porque los que tienen plata en el exterior no creen en el país.
En la actualidad todo el sinceramiento de la economía recae sobre los bolsillos de los trabajadores y beneficia a los que más tienen, ya que en el Congreso se está discutiendo, junto al blanqueo de capitales, reducir la carga tributaria de los sectores más adinerados. Esto beneficia a una minoría de argentinos que tributa bienes personales que en su mayoría son empresarios. Si miramos más atrás vemos que esta reducción de impuestos a los que más tienen se suma a las políticas de eliminación y baja de retenciones agropecuarias, a las mineras, a las grandes industrias, a los autos de alta gama, a los aviones y a las embarcaciones. No puedo dejar de señalar como positivos los proyectos de ley que contemplan el pago de las sentencias por actualización de haberes a jubilados y la posible eximición del pago del impuesto a las ganancias en el medio aguinaldo para los laburantes.
Yo espero ansioso el segundo semestre o el año próximo. Como todo argentino quiero que el país arranque con los corruptos presos y con los trabajadores trabajando. Pero todo lo que está sucediendo va en un sola dirección: más beneficios para los que más tienen y menos intervención del Estado en los sectores que más necesitan.

Comentarios