Hoy por hoy
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Habló y todos hablan de ella

La Argentina entera se despachó ayer luego de que CFK diera una entrevista a un periodista tras una década. Pasó mucho tiempo, claro, para algo que debería ser natural. Es incomprensible que un primer mandatario se aleje por tanto tiempo de los medios, sean o no afines. Para los detractores, Cristina accedió a la misma porque necesita traccionar votos ya que hoy está 20 puntos abajo de aquel 54% que logró cuando fue electa presidenta por segunda vez. En el peronismo se le "caen los soldados" y no queda "otra que buscar algún golpe de efecto".
El tercio que la sigue "celebra" las frases emanadas tras casi dos horas de nota donde los tópicos pasado, presente y futuro estuvieron presentes. Y donde la táctica fue defenderse, pero atacando a la actual gestión. Hábil con sus palabras y oratoria, llevó el diálogo para donde más cómoda se sentía. Y lloró cuando le mencionaron los bolsos de López. A poco más de un mes de las generales, la candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, buscó llegar a la gente "teniendo siempre en el blanco" al presidente Macri. Ahora, la nota de la que todos hablan, ¿modificó en algo el escenario político? El director de la consultora Poliarquía, Alejandro Catterberg, remarcó que entrevistas como las que brindó CFK "no deberían alterar la tendencia de las PASO" y los resultados que vienen mostrando las elecciones en los últimos días. "Vimos a una dirigente que siempre evita ponerse en situaciones donde no puede tener el control absoluto de lo que tiene que ponerse a explicar", analizó. Además aseguró que el "fenómeno" Cristina Kirchner se acota hoy al conurbano bonaerense, al sostener que en el interior del país la expresidenta tiene una imagen "elevadamente negativa".

En diálogo con Radio Continental, el analista aclaró sin embargo que "dentro del peronismo Cristina sigue siendo quien más votos tiene". "Creo que el contexto para crecer o imponerse de Cristina es acotado", apuntó. Y rescató: "A pesar de que pierda en la provincia de Buenos Aires sigue siendo la voz más fuerte para captar el descontento nacional". "La imagen del Gobierno sigue creciendo. Al Gobierno se le dio que a la recuperación económica la gente la empezó a sentir en el momento electoral", explicó.

Comentarios