Hoy por hoy
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Figurita repetida

Patronato-Argentinos Juniors, segunda fecha de la Superliga de Primera División. ¿La tarde? Ideal. Sábado a las 18.05. Ni muy temprano, ni muy tarde. Fue un día nublado, pero con una temperatura más que agradable para ir a la cancha en familia. Encima salís cerca de las 20 y te comés un rico choripán como para llegar comido a casa. ¡No hay como el chori de la cancha! El que lo probó, sabe de qué hablo.
¿El escenario? El Presbítero Bartolomé Grella que lució verdaderamente hermoso, tanto en sus tribunas (las pintaron) como en su terreno de juego (impecable).
¿El rival? Argentinos Juniors. Una hermosa oportunidad de ver un equipo con mucha historia en nuestro fútbol en Paraná. Es el famoso Semillero del Mundo y fue campeón de la Copa Libertadores de América en 1985. Datos como para tener en cuenta.
¿La meta? Que Patronato gane para arrancar con todo como local y dejar atrás el tropezón en San Juan frente a San Martín. Es decir, argumentos para ir a alentar al Negro sobraban. No había que pensarlo demasiado. Me calzo la casaca y voy a alentar a Patrón con amigos o en familia, pero voy.
Lamentablemente nada de eso pasó. Otra vez el marco fue apenas discreto y a la cancha fueron los mismos de siempre, a los que vuelvo a felicitar por el aliento constante de estos últimos años.
Los dirigentes, acertada o desacertadamente, se rompen el lomo como para presentar, desde la logística, un buen espectáculo; los jugadores, jugando bien o mal, hacen el gasto para que el equipo sea de Primera. Pero, evidentemente, no alcanza con este trabajo. El paranaense va por otro lado. Queda en evidencia que el fútbol no le gusta, que prefiere ir a tomar mate al Parque Urquiza en vez de alentar a un equipo de la ciudad en el círculo privilegiado del balompié nacional.
Pero, claro, cuando venga Boca Juniors el problema será otro. La falta de entradas. Es así, somos fríos, oportunistas y ventajistas y me incluyo. Nos gustan otras actividades antes que el fútbol.
¿Cambiará en algún momento esta situación y Patronato tendrá más apoyo en casa? Algunos, los más optimistas, dicen que sí. Que los jóvenes que mamaron toda esta etapa serán los hinchas del futuro.
No soy hincha de Patronato, pero ojalá así sea por el bien del fútbol y de la ciudad.
Ah... me olvidaba. Esta realidad también la soportan entidades como Atlético Paraná y Belgrano, representantes en otros escalafones del nuestro fútbol.

Comentarios