Hoy por Hoy
Viernes 28 de Abril de 2017

El vaciamiento, la tranquilidad y lo que no fue

La escena del reclamo por estas horas no la ocupa el sector docente. Muy cerca de donde los maestros tienen instalada su carpa como bandera en la explanada de Casa de Gobierno, a tan solo 50 metros se levanta la voz de un grupo de trabajadores que temen por su fuente laboral y el futuro de Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) a partir de una serie de puntos que llevaría adelante el gobierno nacional en materia de viviendas sociales y controles que derivarían en el pago directo a contratistas. Las asambleas en la sede de calle Laprida son permanentes y con el pasar de los días suman apoyo. ¿Quién estaría en contra, no?
Claro que basta con escuchar algunas series de voces de legisladores entrerrianos como para seguir nadando en la incertidumbre de saber cómo termina esta historia. Ayer, el diputado provincial por UNA-Frente Renovador y trabajador del Instituto en su momento, Gustavo Zavallo (Paraná), participó de la asamblea junto a otros legisladores y representantes sindicales y gremiales. El legislador manifestó que "el intento de vaciamiento del gobierno nacional al IAPV, instituto de real importancia para la dignificación de las personas a partir del acceso al techo propio, es un nuevo avasallamiento al federalismo". Así, con todas las letras y contundente: "Vaciamiento del IAPV. Eso es lo que persigue este gobierno nacional".
En línea totalmente contraria se escucha al diputado José Artusi, del Bloque Cambiemos. Negó que el Gobierno vaya a desfinanciar las operaciones del IAPV, aunque sí reconoció cambios en las metodologías de trabajo. "Se priorizan los sectores más vulnerables de la población. Hubo gente que tenía un poder adquisitivo importante, que terminó recibiendo viviendas subsidiadas por todos. La Resolución Nº 122 de la Secretaría de Vivienda lo que hace es sustituir muchos programas, se los agrupa dentro de un plan nacional de vivienda, y se genera toda la normativa".
"Los controles sobre los fondos nacionales, bienvenidos sean", indicó Artusi. "Entre Ríos, el año pasado, fue la provincia que más fondos de recursos de vivienda recibió. Fueron más de 830 millones de pesos en programas federales, mientras que Buenos Aires recibió un poco más de 1.000. Y este año, el IAPV solamente ha recibido más de 252 millones de pesos. Lo que digo es que el IAPV tiene que preocuparse por ser eficiente, usar de la manera más eficiente los recursos para construir con esto la mayor cantidad de viviendas".
Y falta una tercera voz en esta historia. Quizás la más importante. La de los propios trabajadores del IAPV. Que en off de record cuentan los desaguisados que se han multiplicado en diferentes gestiones al frente del organismo y que "millones de pesos" se esfumaron y no terminaron justamente construyendo un techo de aquel entrerriano que lo necesita, sino que terminaron engrosando el bolsillo de algún personaje de turno o financiando algún deseo político "muy importante" que nunca se concretó. ¿Quién tiene la razón?

Comentarios