Hoy por Hoy
Martes 01 de Agosto de 2017

El periodismo perdió a un hombre libre: murió Víctor Elizalde

La muerte fue puntual con el periodista Víctor Elizalde. Llegó a su encuentro el domingo por la noche, tras algunos días de coma farmacológico, y lo llevó al país del que nunca se vuelve. Lo llevó con el respeto debido a un hombre que siempre tuvo una clara escala de valores y vivió de acuerdo a ella.

Víctor Elizalde valoraba la libertad por encima de cualquier otra cosa, y se dedicó al periodismo tratando diariamente de ser consecuente con ese pensamiento.

Fue un hombre sano, sincero, íntegro y frontal. Desde el micrófono de su querida LT 39 Radio Victoria en las emisiones de Puntos comunes, o desde cualquier otro micrófono en el que estuvo, o desde la prensa gráfica, siempre demostró un aprecio por la libertad de decir lo que se piensa, de polemizar, de tener una mirada independiente de las cosas, que mantuvo por encima de cualquier otra consideración.

Hace unos días, cuando nos enteramos en la redacción de UNO del agravamiento de su salud, tuvimos la certeza de que cualquiera fuera el desenlace -su situación ya era irreversible- el hombre se había ido con las botas puestas, con sus convicciones intactas; incluso frente al cáncer que lo atacó, ya que prefirió evitar los tratamientos invasivos y penosos para no ver afectados sus últimos días en este mundo. Y, por supuesto, para no preocupar a nadie, especialmente a sus seres queridos.

"Qué triste ha de ser morir y no volver nunca más...", dice con una contudente obviedad la letra de Volver en vino. Nunca más, la idea que no nos entra en la cabeza y que solo la muerte nos obliga a entender.

Quedan el recuerdo, la forma de vida, el buen nombre y los valores que se predicaron con el ejemplo. En este sentido podrán decir de Víctor Elizalde que dejó rastros como para ser recordado, que es la forma de romper un poquito la idea de nunca más.

Sus restos fueron velados ayer en el Concejo Deliberante de Victoria , en un merecido homenaje a la ciudad donde desarrolló su tarea periodística.

Comentarios