Cultura
Lunes 24 de Abril de 2017

Compre Hecho en Entre Ríos

En una charla sobre libros para promover la lectura con docentes del Nivel Inicial que tuvo lugar el año pasado, ante un repaso de escritores entrerrianos, una mujer levantó la mano y dijo: "No se olvide de los lapachos". Tenía razón.

"Muchos de los que piden autores locales son los que vienen de visita, los de afuera", dijeron en una librería de Paraná, días atrás. Lo mismo repitieron en otras. Sostienen algunos que son los turistas los que más compran a los autores de la ciudad. "Quieren conocer qué es lo que se escribe acá", aclararon.

Hay toda una corriente ilustrada que menosprecia lo local y sale a los gritos con la idea de que aquello que no tiene publicidad de best seller, no cuenta, no cuadra, aburre. Pero también, hay una cultura que busca lo propio, que mete las manos en estantes desde abajo hacia arriba y que tiene necesidad de conocer lo que se produce en su propia ciudad y provincia.

De recorrer hoy por las librerías de Paraná, uno encuentra enseguida, en las vidrieras, títulos de escritores locales. Es un buen signo. Hay mesas destinadas en exclusivo a estas obras y si están allí presentes y a la espera no debe ser solo porque las pide el turista que llega. Lo de los libros también se aplica a otras ramas del arte y de la cultura, y si uno se pone a pensar un poco, también es así con muchas otras cosas.
Hace unos años, en la vecina Santa Fe un grupo de escritores lanzó una campaña para Navidad donde propusieron que la gente compre y regale libros de autores locales. También participaron las librerías y, al parecer, los resultados fueron buenos.

A veces por desconocimiento, porque no hubo propaganda, porque no llegó el boca en boca, algunos pasamos por alto títulos importantes. Aquella docente tenía razón. Tiempo después de esa charla y tras una búsqueda, di con un ejemplar. Se trata de un policial, la reconstrucción desde la ficción del asesinato real de un médico y cuya historia ocurre entre Paraná y Hernandarias. Ramón Luis Torres, escritor entrerriano, ganó con este libro el principal galardón literario de la provincia, el Fray Mocho, en 1999; la manera en que está escrito juega en primera y sin darse cuenta el lector llega al final con avidez. Tanto circuló Cuando Florezcan Los Lapachos que hoy está prácticamente agotado en las librerías y persiste en la memoria colectiva.

Comentarios