La Provincia
Sábado 21 de Noviembre de 2015

Hoy festejan los profesionales más comprometidos con la vida

Es el día de la Enfermería Argentina y en Entre Ríos son 3.500 las personas que dedican jornadas enteras al cuidado de la salud.

Hoy se celebra en todo el país el Día de la Enfermería Argentina y es un homenaje a los profesionales que se desempeñan en funciones de atención, recuperación, rehabilitación, prevención y promoción de la salud, tanto en servicios asistenciales públicos y privados, como en programas particulares. En Entre Ríos son 3.500, la mayoría mujeres, que dedican hasta 16 horas diarias a una de las tareas más reconocidas y agradecidas por los pacientes de cada hospital. 
El 21 de noviembre de 1935, se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería y la misma nombró como patrona a la Virgen de los Remedios, cuya festividad se celebra hoy. También hay un Día Internacional en la tarea, que es el 12 de mayo y que fue promovido por el Consejo Internacional de Enfermería en conmemoración del nacimiento de Florence Nightingale, considerada fundadora y pionera de la enfermería moderna.
En la provincia surgió la Asociación de Enfermería de Entre Ríos que cumplió 48 años en este 2015 y la institución pertenece a su federación nacional y al consejo internacional. UNO conversó con una de sus referentes, Marisa Espíndola, que además es Jefa del Departamento Enfermería del Hospital San Martín quien habló de las condiciones en las que se da la labor y explicó: “En la provincia, el 90% son mujeres. Hay una cuestión de género porque culturalmente las profesiones que son consideradas femeninas –como lo es aún la enfermería– son menospreciadas. De todos modos en el último tiempo hay más estudiantes y egresados varones, pero aún falta”. 

Durante años, desde la Asociación entrerriana, trabajaron para lograr un Colegio profesional, pero no les ha sido fácil alcanzar la meta.  “Teníamos el proyecto y conformarlo está dado por la constitución provincial, donde declara que toda profesión debe colegiarse”, dijo Espíndola. 
Lo cierto es que obtuvieron media sanción en Diputados, pero no ocurrió lo mismo en el Senado, donde y según explicó, por presión de diversos gremios, la propuesta volvió a la otra cámara donde no continuó. De todos modos seguirán en la pelea, una que iniciaron con más fuerza en 2010. 
En 1994 se sancionó la Ley de Ejercicio Profesional y eso les permitió a los enfermeros, autonomía en la salud. Luego, en 2004, fue sancionada la ley de carreras y normalizó la formación. Aún les falta contar con ese nucleamiento propio que en la actualidad asume la Asociación, pero en forma diferente a lo que sería un Colegio que instalara a la profesión como tal .

Vocación de servicio
A pesar de la apertura de las carreras para estudiar enfermería, Espíndola advirtió un déficit de estos profesionales. “Faltan enfermeros, pero también faltan crear puestos de trabajo para esta tarea”, sostuvo y aclaró que Entre Ríos, a partir de la posibilidad de formar en la especialidad, brindó egresados a Santa Fe y a Buenos Aires. “Pero en la provincia aún no hay creados todos los puestos necesarios, sobre todo en instituciones. No hablo tanto para la asistencia –que para eso se ha ido acomodando el trabajo–, sino en la atención primaria de la salud. Hoy, en cantidad, hay un mínimo de enfermeros y no pueden hacer atención comunitaria para la promoción de la salud”, reafirmó.
También sostuvo que la remuneración es baja y genera que muchos tengan dos trabajos: un empleo en el sector público y otro, los que pueden, en el privado. “A veces lo ves a un enfermero en la clínica durante la mañana y después a la tarde está en el hospital público. La mayoría trabaja 16 horas diarias y entre el descanso y la vida personal, se hace todo muy difícil”, explicó. 
En todo el mundo, la vocación de servicio, la solidaridad y la entrega al trabajo de los enfermeros es reconocida y admirada. Al buzón de mensajes de Diario UNO llegan agradecimientos de manera cotidiana para aquellos que se brindaron en esta tarea  frente a situaciones difíciles. 
Las carreras de grado de enfermería de la provincia tienen buen número de ingresantes, pero no son fáciles y el egreso no se da de la misma manera. De todos modos, la profesión ha crecido desde el esfuerzo de cada una de las personas que la llevan adelante y del sacrificio por cuidar la salud de los enfermos.

La posibilidad de estudiar y formarse
En Entre Ríos, la carrera de Enfermería existe con el nivel terciario desde 1974. Luego, con el surgimiento de la Universidad Nacional de Entre Ríos, también se abrió allí la posibilidad de formarse.
En toda la provincia se abrieron varias carreras para estudiar la profesión con acuerdos entre los Ministerios de Salud y Educación.

Comentarios