Mauricio Macri
Miércoles 27 de Julio de 2016

House of Cards mostró que "reunión privada" es sinónimo de negociación

Ahora hay que esperar para entender los pedidos de ambas partes. La política se rinde ante "el gran público" de la televisión.

En House of Cards cada vez que Frank Underwood mantiene una reunión privada con algún interlocutor es para negociar algo. El protagonista de la serie, que cuenta la miseria de la política estadounidense (y mundial), ofrece y acepta con el solo fin de seguir manteniendo poder que, para él, es más importante que el dinero.
Hoy en Argentina se reunieron el presidente Mauricio Macri y el conductor de televisión Marcelo Tinelli.
Por eso la comparación con la serie que va por la cuarta temporada. Porque Tinelli es un producto de la televisión. Macri no recibió a un intelectual. Le abrió la puerta de su despacho a un hombre de 57 años al que le gusta entretenerse con la tecnología, utilizando la redes. Está a la vista de todos con los videos que subieron para reflejar el encuentro de estos dos pícaros jugadores.
Los periodistas hablan que Tinelli perdió con Scioli y con la AFA. Que Macri lo dejó afuera del negocio que lucra con una de las grandes pasiones de los argentinos y que el dirigente de San Lorenzo se vengó con una ridiculización en su programa.
Ahora algunos dicen que el conductor le presentó sus cartas para ser presidente, de la casa que maneja el fútbol argentino. Que se le termina el contrato con Canal 13 y que, si la economía sigue así, a fin de año Tinelli tendrá que profundizar sus chistes o silenciarlos porque el humor social estará por el piso.
Volviendo a la televisión, Underwood es despiadado y utiliza a los periodistas para ocultar noticias que podrían sacudir a su gobierno.
Por ejemplo, hoy en Argentina, Barrios de Pie inició una protesta contra la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. La caminata comenzó en el Obelisco y finalizará mañana en La Plata.
El 7 de agosto, Día de San Cayetano patrono de los trabajadores (para los que creen en la iglesia) volverán a caminar, esta vez desde la iglesia de Liniers hacia la histórica plaza de Mayo.
Habrá que esperar el plan del presidente para saber si, como lo hace Underwood en la ficción, se adelanta y presenta una propuesta para los que menos tienen.
Quizás llegó también la hora de que Tinelli entregue algunas respuestas.

Comentarios