Mundo
Miércoles 15 de Junio de 2016

Horror en Disney: un cocodrillo atrapó a un nene, lo arrastró y desapareció en un lago

El niño estaba caminando con su familia por el agua de la laguna Seven Seas, frente a un hotel cercano a Magic Kingdom, cuando el animal lo atacó. Video. 

Un nene, de 2 años, fue arrastrado anoche por un cocodrilo en una laguna frente a su familia y un fuerte operativo se lanzó al agua desde entonces para buscarlo, hasta ahora sin éxito.

En el momento del ataque, en una laguna Seven Seas sobre el lujoso Grand Floridian Resort & Spa de Disney en Florida, los cinco miembros de la familia, caminaban por el agua, dijo el jefe de la policía del condado de Orange, Jerry Demings, en una conferencia de prensa. El padre intentó rescatar a su hijo, pero no lo logró, agregó.

Más de 50 efectivos de las fuerzas de seguridad rastreaban la laguna artificial dotados con equipos para detectar cocodrilos y acompañados por dos unidades de marines, señaló Demings.

La familia es de Nebraska y estaba de vacaciones en Disney, Orlando.





El ataque tuvo lugar en una zona de la laguna Seven Seas señalizada con carteles de "prohibido nadar", explicó Demings. Se estima que el cocodrilo mediría entre 1,2 y 2,1 metros de largo, pero se desconoce su tamaño exacto, agregó.

Esta mañana, en tanto, en una conferencia de prensa autoridades locales manifestaron que el operativo de búsqueda seguía activo. "Vamos a buscar ropa o algo que nos lleve al chico", dijeron.

El Grand Floridian es un hotel de lujo que pertenece a Disney, uno de los tres ubicados sobre la vías del monorriel oficial y a pasos del parque Magic Kingdom.

La vicepresidenta de Walt Disney World Resort, Jacquee Wahler, señaló que todo el mundo en el resort estaba consternado por lo sucedido y que la empresa está ayudando a la familia.

Preguntada por si Disney estaba al tanto de la presencia de caimanes en la propiedad, Wahalr advirtió que en la zona había carteles que decían "prohibido nadar".

"No tenemos conocimiento de que esto haya sucedido antes", dijo la vocera.

La desaparición del niño tras el ataque de un cocodrilo es tan sólo la última de las tragedias en una semana negra para Orlando. El pasado viernes por la noche, la cantante Christina Grimmie, ex participante del reality The Voice, fue asesinada de un disparo mientras firmaba autógrafos después de un show. En la noche siguiente, un atacante, Omar Mateen, entró armado con un rifle y un revólver a la disco gay y mató a 49 personas, antes de ser abatido por la policía.

Comentarios