Mundo
Sábado 17 de Enero de 2015

Homosexuales y ladrones son ejecutados en Irak

Crucificaron a dos delincuentes y arrojaron desde un edificio a dos hombres

Mosul (Irak).- Integrantes del Estado Islámico que controla una parte de Irak realizó nuevas ejecuciones en la plaza pública. Primero fueron muertos crucificados dos personas que fueron acusadas de ser ladronas. En tanto que siguieron el mismo camino y se dispuso arrojarlos desde una terraza de un edificio dos hombres que serían homosexuales.


El grupo terrorista subió fotos a Twitter que muestran nuevas ejecuciones en una plaza de Mosul, Irak, repleta de gente.


Las imágenes difundidas por el Estado Islámico a través de Twitter muestran cómo dos hombres juzgados por homosexualidad fueron empujados por una cornisa en Mosul, Irak, para que caigan a una plaza colmada de gente.


Los dos jóvenes homosexuales fueron penados por cometer sodomía y, según la ideología del Estado Islámico, debían ser “tirados desde un lugar alto” como castigo, explicó el portal británico International Business Times.


En ese mismo espacio público, otros dos sujetos, acusados de robo, fueron atados a una estructura con forma de cruz y ejecutados con un disparo en la cabeza.


En diciembre el Estado Islámico había publicado otro video que mostraba el mismo tipo de castigo a un hombre por ser gay.


En tanto que en Siria, los yihadistas y los grupos islamistas ejecutaron desde mediados de julio a siete hombres y siete mujeres por adulterio u homosexualidad, según reveló el miércoles pasado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Rami Abdel Rahman, director del OSDH, afirmó que había, sin duda, otras ejecuciones de este tipo en el país, pero que no habían sido documentadas.


Organismos de derechos humanos repudiaron nuevamente la barbarie impuesta por los terroristas en esa parte de medio oriente, para lo cual no tienen ningún tipo de pudor a la hora de hacer sentir el dolor a los acusados de distintos tipos de delitos.


A la población, según estos organismos, no le queda otra que apoyar las ejecuciones públicas, para de esa manera no ser sancionados o castigados.


Días pasados el mundo quedó sorprendido por cómo un niño de corta edad manipuló un arma de fuego para ejecutar a dos personas de nacionalidad rusa, que aparentemente se habrían infiltrado como espías en la organización terrorista. En las mismas imágenes un adulto lo instruía en el arte de asesinar.

 

 

Comentarios