Policiales
Jueves 07 de Julio de 2016

Hombres juzgados por explotar una cocina de cocaína

Los dos acusados fabricaban la droga en un campo de Basavilbaso y la vendían en la región

Dos hombres están siendo juzgados desde ayer acusados de explotar una cocina de cocaína en la zona rural de Basavilbaso.

Uno de los procesados es Alfredo Wagner, quien tenía a su cargo el campo ubicado a la vera de la ruta 20 donde se producía el estupefaciente que luego, según la Fiscalía, era vendido por Rubén Colins.

Ayer declararon ante el Tribunal Federal integrado por Roberto López Arango, Noemí Berros y Lilia Carnero siete testigos que fueron propuestos por el fiscal Ignacio Candioti.

Los policías que ejecutaron el procedimiento el 8 de octubre de 2014 hicieron un detallado relato de lo sucedido.

Todo comenzó en horas de la noche del miércoles 8, cuando personal policial de la Delegación de Toxicología de Uruguay, por orden del Juzgado Federal de Concepción, requisó dos vehículos en la vía pública de Basso. En el mismo se secuestraron varios envoltorios con cocaína, dinero en efectivo y teléfonos celulares.

Este procedimiento dio origen a otros oficios judiciales para varios allanamientos que se iniciaron inmediatamente en Concepción del Uruguay, Basavilbaso, Colón, Urdinarrain, Gualeguaychú y Villaguay. En una de las viviendas allanadas en la zona de Basavilbaso se secuestró gran cantidad de precursores químicos, entre ellos varias botellas con litros de acetona, ácido clorhídrico, éter, xilocaína, alcohol, ocho kilos de manitol, prensas industriales, moldes cilíndricos, licuadoras, horno eléctrico, balanzas, caloventores, bidones, tachos, rollos de cintas de embalar, bolsas de nailon, elementos de corte, sustancia en polvo blanca para el estiramiento de material estupefaciente y una bolsa con cocaína.

Wagner y Colins están procesados por producir y vender droga. Los hombres que producían en Basavilbaso y la vendían a dealers de Villaguay, Urdinarrain y Concepción del Uruguay se encuentran detenidos.

"Verdadero laboratorio"

Uno de los policías que declaró contó que en el campo que está a la vera de la ruta 20 entre Basavilbaso y Urdinarrain encontraron "un verdadero laboratorio". En el lugar además de cocaína de máxima pureza la Policía secuestró precursores químicos y cilindros de hierro para hacer las tizas.

Comentarios