Mundo
Miércoles 07 de Enero de 2015

Hombres armados entraron a un semanario satírico francés y mataron a once personas

La revista es la misma que en 2012 publicó varias caricaturas de Mahoma. Los homicidas tenían fusiles automáticos y vestían de negro.

Al menos 11 personas murieron este miércoles, entre ellos dos policías, víctimas de un tiroteo que ha tenido lugar en la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo en París, según fuentes de la policía. Otras 14 personas resultaron heridas, cuatro de las cuales se encuentran en estado crítico. La revista se hizo mundialmente conocida a raíz de la publicación de varias caricaturas de Mahoma en 2012, lo que irritó el ánimo de sectores radicales islamistas.

Las ambulancias y equipos de emergencia se trasladaron de inmediato al lugar y comenzaron a evacuar a las víctimas.

Los testigos consultados por varios medios franceses contaron que dos hombres vestidos de negro y armados con un fusil automático AK-47, conocido popularmente como Kalachnikov, entraron en el edificio y abrieron fuego, antes de huir del lugar.

France Info aseguró que dos vehículos estaban esperando en la puerta para ayudar a escapar del lugar a los dos hombres. Una comitiva formada por cinco coches de policía siguieron el vehículo en el que se dieron a la fuga los presuntos autores y en estos momentos mantienen una persecución por las calles de París.

Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario satírico, declaró a la agencia Efe que los supuestos atacantes reivindicaron su acción con la frase "vamos a vengar al profeta".

El ataque conmocionó al país. El presidente galo, François Hollande, se trasladó de inmediato a la sede del medio -situada en el boulevard Richard-Lenoir, en el distrito 11 de la capital- y convocó para después una reunión de urgencia de su Ejecutivo. El mandatario comparecerá a las 14 horas españolas.

La publicación era objetivo de la amenaza islamista desde que en 2012 publicara varios dibujos dedicados al profeta Mahoma. De hecho, no es la primera vez que su sede resulta atacada. Con motivo de un monográfico sobre las revueltas en Túnez en el que se bromeaba con que Mahoma había hecho las veces de editor, sufrió un incendio por parte de radicales musulmanes.

elmundo.es

Comentarios