Patronato
Viernes 21 de Octubre de 2016

Hinchas y dirigentes, una grieta que crece

Simpatizantes de Patronato se manifestaron por no poder concurrir al partido con Colón.

El anuncio de Colón de Santa Fe, en el arranque de semana, de ceder un número importante de entradas para que los hinchas de Patronato puedan acompañar a su equipo mañana al estadio Brigadier López entusiasmó a los hinchas, que pronto comenzaron a armar la caravana para cruzar el Túnel. A los que no les cayó para nada bien y lo sintieron como un grano en donde más molesta fue a los integrantes de la comisión directiva Rojinegra que rápidamente salieron a anunciar la determinación de que no estaban en condiciones de poner a la venta las 3 mil populares y 300 plateas cedidas por la institución santafesina.

El argumento esgrimido por la dirigencia Santa fue que no estaban dispuestos a asumir el costo organizativo que generaría gastos importantes en una época en donde el efectivo no le sobra a nadie.

La postura dirigencial, mirándolo desde un punto de vista neutral, se puede considerar entendible, pero lejos está en ser comprendida por el hincha que se mueve por la pasión.

Rápidamente el descontento de los simpatizantes comenzó a expresarse primeramente en las redes sociales, con un sinfín de mensajes que llegaron por distintas vías a la Redacción de UNO.

Ante la presión, desde Patrón se anunció la determinación de expender boletos, pero ya era tarde. La Policía de Santa Fe ya había armado el operativo de seguridad para recibir solamente a parciales locales y no hizo falta que la consultaran para conocer que no daría marcha atrás en su determinación.

Para el miércoles los hinchas más fervorosos y enojados se convocaron a la puerta de la sede del club para hacer sentir su disconformidad. Desde las 20 en adelante se fueron agrupando con bombos, banderas, y sus gritos fueron rompiendo la rutina por calle Presbítero Grella y zonas aledañas.

Un grupo efectuó, como no hace mucho tiempo, pintadas en la fachada de la institución reclamando algunas renuncias de la cúpula directriz.

Dentro de una manifestación que se desarrolló dentro de los carriles normales, no faltaron algunos exaltados que, según una denuncia efectuada en la comisaría cuarta de la capital entrerriana, agredieron al equipo periodístico de Canal 9 Litoral que estaba abocado a la cobertura.

El avance de la jornada de ayer fue acrecentando la ola de rumores sobre lo acaecido. Mientras desde el sector de los hinchas se minimizó lo sucedido hablando de que "solamente la explosión de unos petardos asustó a los cronistas"; en la otra vereda no tardaron en que se conozca el mal momento que les tocó vivir.

Desde hace un tiempo a esta parte la grieta entre directivos y algún sector de la hinchada de Patringa se acentuó. Es más, no hay que descartar cuestiones internas en la misma comisión. Hasta el momento se ve como poco viable la posibilidad de algún acercamiento. La presión no es la ruta indicada. El mejor camino es el diálogo de partes.


Comunicado

A través de un comunicado de prensa enviado a los diferentes medios de comunicación se conoció su total repudio a la agresión denunciada por trabajadores de Canal 9 Litoral. El escrito expresa lo siguiente: "Desde el Club Atlético Patronato repudiamos todos los hechos de público conocimiento ocurridos ayer por la noche en las inmediaciones de nuestra institución. Desde ya, expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores de prensa y todos aquellos que fueron perjudicados".

Colón con una sola variante

Las inclemencias del tiempo modificaron el esquema de trabajo previsto por Paolo Montero, quien recién ayer pudo disponer de algunos minutos de fútbol con la mente puesta en el compromiso de mañana frente a Patronato. En un principio y por la lluvia caída la práctica de ayer se iba a realizar en el SAT, pero luego al mejorar las condiciones el

entrenamiento se desarrolló en el predio como estaba previsto desde un primer momento.

Mucho se especuló y se dijo luego del partido ante Vélez en relación al esquema y la línea de tres que puso en cancha Montero. Así como frente a Defensa y Justicia la innovación había dado sus frutos, en el siguiente compromiso ante el Fortín el plan no salió como se esperaba. Pero además falló en el bloque defensivo y el equipo dirigido por Omar De Felippe le generó varias situaciones de peligro. En consecuencia existía la posibilidad de que el entrenador uruguayo retornara a las fuentes y volviera a la línea de cuatro, como había sucedido en los primeros cuatro partidos. Pero en virtud de lo que se observó ayer, da la sensación de que el cuerpo técnico podría darle una oportunidad más al sistema de 3-5-2 para recibir a Patronato buscando la reivindicación de sus futbolistas. Para variar el dibujo táctico el entrenador debía sacar a alguno de los tres marcadores centrales (Emanuel Olivera, Germán Conti y Guillermo Ortiz), quienes a excepción del último encuentro venían rindiendo en buena forma. Por ese motivo y al menos por lo que fue la práctica de ayer, Montero piensa mantener la línea de tres y respetarle la titularidad a los jugadores mencionados. El Sabalero para jugar ante Patrón tendría un cambio respecto al último partido. Ismael Blanco evolucionó de manera favorable de una lumbalgia y reemplazará a Tomás Sandoval. En consecuencia la probable formación estaría integrada por Broun; Conti, Olivera y Ortiz; Ceballos, Poblete, Bastía Torres; Ledesma; Silva y Blanco.


Los concentrados


Trabajó diferenciado chileno Gabriel Vargas será uno de los delanteros de Patronato ante Colón. La formación Rojinegra será la misma que contra River: Sebastián Bértoli; Lautaro Geminiani, Walter Andrade, Renzo Vera, Lucas Márquez; Marcelo Guzmán, Damián Lemos, Gonzalo Espinoza, Arnaldo González; Vargas y Fernando Telechea. También concentran: Federico Costa, Abel Mausuero, Marcos Minetti, Matías Garrido, Nicolás Bertochi, Ale jandro Almada, Lautaro Comas y Matías Quiroga.

Comentarios