La Provincia
Domingo 24 de Enero de 2016

Hierbas medicinales equilibran el cuerpo en días de tanto calor

Menta, Hierbabuena, Albahaca, Tomillo, Salvia o Romero se pueden tomar como té helado o  “agua saborizada” para ayudar a que el organismo se recupere de la pérdida de minerales.   

“En días de mucho calor, cómo los que estamos transitando quizás sea necesario recurrir a algunas hierbas medicinales de fácil acceso que nos ayudará a restaurar el equilibrio dinámico del cuerpo, disminuir el calor corporal, restaurar el líquido y los minerales que eliminamos mediante la sudoración y así evitar el abatimiento”, respondió consultada por UNO Ivana Jacobi que el año pasado facilitó en Paraná un Taller de Reconocimiento de Hierbas Medicinales.
En la presentación formal de Ivana se encuentra que es Terapeuta Holística y Doula, con sapiencias en Fitoterapia, Flores de Bach y Auriculoterapia. Además de ser la creadora de Äba Boticario Natural que es una marca de cosmética holística.
Sobre las hierbas aromáticas como la Menta, Hierbabuena, Albahaca, Tomillo, Salvia o Romero detalló que “las solemos tener en casa, ya sea porque las usamos de condimentos en nuestros alimentos o bien porque son fáciles de conseguir (incluso en saquitos comerciales de té) y mucho pueden aportar a nuestro cuerpo especialmente en estos días de tanto calor. Ingerirlas como té helado o como agua saborizada (se deja reposar durante unos minutos las hierbas bien lavadas en agua fría), no sólo son refrescantes, sino que reponen al cuerpo de la pérdida de minerales importantes como el potasio, que es esencial para el funcionamiento y control adecuado de los fluidos corporales, ayuda a mantener regulada la presión arterial y el ritmo cardíaco”.

Otra hierba muy adecuada en estos tiempos, es la raíz de Regaliz, que se debe consumir como agua fría, no más de un litro a diario, y ayuda a bajar la temperatura corporal, especialmente indicada para las personas que sufren mucho el calor, combate el agotamiento y la falta de energía, propia de este contexto caluroso. La raíz puede conseguirse en dietéticas, y debe hervirse durante cinco minutos, para luego ser colada esa agua y enfriada antes de beber.
Es siempre recomendable, pero especialmente en los días de mucho calor, tener siempre a mano frutas y verduras con mucho contenido de agua como: tomate, melón, sandía, peras, duraznos, cítricos y pepino. Sería incluso óptimo desayunar frutas (aún en licuados combinados con hierbas, como por ejemplo durazno-pepino y romero) en reemplazo de los lácteos y las harinas.
Una receta refrescante, deliciosa y tonificante (muy fácil de preparar) es el gazpacho de tomate, con pepino, menta, albahaca, un poco de jugo de limón y sal; todo mezclado en la licuadora con mucho hielo. Ideal para un almuerzo que nos reponga energía para continuar el día.


La Verdolaga

En la nota que UNO publicó sobre la Verdolaga que creció en el centro de Paraná, la especialista en Hierbas Medicinales, recomendó: “es mejor siempre que las hierbas que van a consumir sean lo más sanas posible, y eso implica que no estén en las calles expuestas a la toxicidad del ambiente. Lo ideal es retirarlas con amor, lavarlas y replantarlas en una pequeña maceta. Al cabo de 6 meses de depuración se pueden consumir”.  

Comentarios