Coparticipación
Sábado 04 de Febrero de 2017

Harán una reforma tributaria junto con una nueva ley de coparticipación

A pesar de los cambios, el Gobierno anticipa que no aumentará la recaudación.

El subsecretario de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior, Vivienda y Obras Públicas, Paulino Caballero, reafirmó este sábado que el gobierno nacional prepara para este año, "en paralelo", una nueva ley de coparticipación federal y una reforma tributaria y, sobre este punto, advirtió que "más de lo que se está recaudando no se va recaudar porque la presión tributaria que hay en el país y en las provincias es brutal".
Caballero -funcionario que depende del Ministerio del Interior, Vivienda y Obras Públicas y la ''inteligencia" del Gobierno en estos dos temas- adelantó a la agencia Télam que el 14 de febrero, en la Casa Rosada, el Gobierno dará el "puntapié inicial" para pergeñar una nueva ley de coparticipación federal, sobre la base de una "nueva metodología", dando cumplimiento así a lo determinado en la reforma de la Constitución, en 1994.
En ese plano, explicitó que la novedad es que el Gobierno "cambiará los porcentajes fijos para cada provincia por una ecuación entre necesidades de gasto y capacidades fiscales", de un trabajo metodológico con los 24 distritos del país.
Además, Caballero anticipó que el tratamiento de una nueva ley de coparticipación "irá en paralelo con una reforma tributaria", para ser enviadas ambas al Congreso, probablemente luego de las elecciones de este año.
"Nosotros somos conscientes y, se lo transmitimos a las provincias, que más de lo que se está recaudando no se va recaudar porque la presión tributaria que hay en el país y en las provincias es brutal", aseguró Caballero.
En ese sentido, apuntó que "acá la cuestión no es cuánto más vamos a recaudar, acá lo que hay que tener en cuenta es que la curva se va ir perdiendo".
Por eso, advirtió que "no se puede seguir castigando al sector privado, al sector productivo, a las economías regionales, al comercio, a la industria, con una presión tributaria que es récord y el nivel de gastos es récord y la infraestructura y la pobreza y la indigencia también".
Para el funcionario el problema es de tal envergadura que "nosotros rompemos todos los récord de presión tributaria a nivel mundial, nos cortamos solos y, en cuanto a gastos, ni hablar".
Caballero, en sintonía, explicó que "la idea de las reformas es que esto trascienda una gestión de gobierno, ya que estamos convencidos de que esto puede terminar incluso aunque nosotros no nos quedemos acá, pero igualmente sentamos las bases".
En cuanto al trabajo que se avecina, puntualizó que "lo que hay es una masa de recursos que va a estar nutrida tanto de la reforma tributaria provincial como nacional" y, respecto de la coparticipación federal, detalló que "el esquema del acuerdo lo podemos tener este año con las simulaciones y lo que va a venir, la modelización de cuál va a ser la convergencia" hacia la nueva ley.
"Después vendrá el abordamiento político, porque hay elecciones este año y no queremos meter ruido, porque algún gobernador puede interpretar que lo quieren perjudicar y no es la idea", aclaró el funcionario, quien trabaja en esos dos temas puntuales por orden del titular de la cartera, Rogelio Frigerio.
Además, en esa línea, insistió en que trabajarán, "a nivel técnico este año, por eso ahora hacemos la reunión por el tema coparticipación el 14 de febrero, en la Casa Rosada, con todos los ministros de Economía de las provincias y las carteras de Hacienda, Finanzas y jefatura de Gabinete y del Indec, y queremos sumar al Banco Interamericano de Desarrollo y al Banco Mundial".
"Hay que hacer un cambio cultural, aunque sabemos que por un tiempo vamos a ir por la banquina", confesó Caballero. Asimismo, respecto del eje central de la reforma, precisó que "lo que se repartirá de la coparticipación va a surgir de la gestión del gobierno provincial y eso se puede modificar radicalmente si en dos años se cambian las políticas de Estado, si se recauda en serio, si se prestan servicios de calidad, si se hacen obras de infraestructura, si se presta buen servicio de seguridad, porque eso se va a ir modificando".
"No es que sacamos una foto y nos quedamos así y en 30 años nos volvemos a ver y nos sentamos a ver qué pasó", graficó el funcionario. "El cambio es cultural y de lo que tiene que ver con la filosofía de cómo se distribuye hoy la renta nacional, en todos los niveles de gobierno, porque acá no estamos hablando solamente de lo que recauda la Nación, porque hay guerras tributarias entre provincias que son monstruosas, tanto con ingresos brutos, como con inmobiliario, como con patentes", insistió.
Caballero ejemplificó que "con patentes te das cuenta cómo funciona todo ya que hay lugares en que se paga patente y hay más autos que gente; ésas son todas guerras tributarias".
"Se vuelve todo tan engorroso y tan caótico que no nos damos cuenta de que con la reforma todos van a salir ganando, desde el punto de vista de la mejora de la calidad de gasto y de la mejora del ingreso de recursos", completó el subsecretario de Relaciones con las Provincias, el responsable de estos dos temas centrales este año para el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Télam

Comentarios