Pais
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Hallaron a dos bebas abandonadas por sus familias en Buenos Aires

Dos bebas fueron abandonadas por sus respectivas familias en menos de 24 horas en dos hechos diferentes ocurridos en una plaza del barrio de Recoleta y en el hospital Argerich.

Dos bebas fueron abandonadas por sus respectivas familias en menos de 24 horas en dos hechos diferentes ocurridos en una plaza del barrio de Recoleta y en el Hospital Argerich, en el barrio de La Boca, ambos en la ciudad de Buenos Aires.


La primera niña fue hallada por una mujer que paseaba su perro, mientras que la segunda fue abandonada en el baño del mencionado hospital. Ambas criaturas se encuentran en buen estado de salud y la policía intentaba dar con sus padres.


El primer hecho ocurrió en la mañana del sábado cuando una mujer que se encontraba paseando a su perro por la Plaza Monseñor de Andrea se encontró con la beba abandonada y decidió llevarla inmediatamente hasta el Hospital Italiano, en el barrio porteño de Almagro, a unas 25 cuadras del lugar del hallazgo.

Los médicos del lugar constataron que la niña no había sufrido maltratos y la bautizaron como Paula Belén, informó el blog Policiales Ahora.


El caso es investigado por efectivos de la Comisarías 11ª y de la 19ª, que dispusieron una custodia permanente en el hospital y tratan de encontrar a los padres. Los uniformados no descartan que la mujer que dice haber encontrado a la niña tenga información sobre la familia.


El otro caso. La segunda beba fue encontrada en las primeras horas de la tarde de ayer en el baño del Hospital Argerich, en La Boca.  La pequeña fue hallada por las enfermeras del lugar, quienes primero le realizaron estudios de rutina para verificar que se encontrara en buen estado de salud y luego la llevaron hasta una comisaría local para realizar la correspondiente denuncia.

Estos dos casos se suman al de Faustina, la recién nacida que fue hallada a principios de este mes dentro de una bolsa de basura en el baño de una estación de servicio ubicada en la avenida Directorio y Lisandro de la Torre, en el barrio porteño de Mataderos, luego de que su madre policía decidiera dar a luz allí.

Comentarios