Pais
Lunes 13 de Abril de 2015

Hallaron cuatro jóvenes muertos dentro de un auto

Las víctimas son tres hombres y una mujer, de entre 20 y 25 años, por un presunto "ajuste de cuentas". Fueron encontrados frente al estadio del club San Lorenzo en la Villa 1-11-14 del barrio porteño de Bajo Flores.

Cuatro jóvenes fueron hallados asesinados a tiros en la cabeza adentro de un auto en la villa 1-11-14 del barrio porteño del Bajo Flores, en un presunto ajuste de cuentas por drogas.
 

Las víctimas, que serían de nacionalidad paraguaya, se encontraban en el interior de un coche Mercedes Benz 190 estacionado en la manzana 9 del asentamiento, frente a la puerta 4 del estadio de San Lorenzo, a la altura de avenida Perito Moreno al 2000.

 

Según indicó el portal La Nación, se trata de tres hombres y una mujer, de entre 20 y 25 años, a quienes hallaron asesinados a las 23.40 de anoche.

 

El auto estaba dentro del asentamiento, detenido en una calle interior, distante unos 150 metros de la avenida Perito Moreno.

 

Investigan lo ocurrido la comisaría 34 y Gendarmería Nacional.

 

Antecedentes

 

En julio de 2013, en la misma villa se registró un quíntuple asesinato (tres paraguayos y dos argentinos) vinculado a un ajuste de cuentas entre bandas por un cargamento de marihuana que no llegó a destino.

 

En la zona es conocida la guerra entre la banda de "Los Paraguayos" y la del "Gauchito Gil", esta última integrada por mayoría de argentinos.

 

En febrero pasado, además, en el asentamiento se registró un tiroteo que duró cuatro horas y terminó con dos muertos y un escándalo en el Hospital Piñero, adonde asistieron a los heridos y algunos de sus familiares amenazaron con armas al personal médico.

 

En 2011, Jorge Rodríguez, ex asesor del ministerio de Seguridad que conducía Nilda Garré, denunció que en la villa había diez laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína y que los narcos que operan desde adentro están mejor equipados que los gendarmes apostados en la zona.


Las sospechas por narcos en la 1-11-14
 

Hace menos de un mes, el legislador porteño Gustavo Vera denunció que una organización de mil hombres, con al menos 300 "soldados" desplegados como brazo armado del poder narco, se desplaza en plena ciudad de Buenos Aires.

 

La base sería la villa 1-11-14, donde funcionarían diez laboratorios para la fabricación de cocaína y una red de contactos para distribuirla por todo el país.

 

Según Vera, ese grupo criminal, fuertemente armado con fusiles automáticos FAL y AK47 distribuidos en los techos de la villa 1-11-14, respondería a Marcos Antonio Estrada González, presunto líder narco peruano que estuvo un tiempo en prisión y que actualmente sigue encausado en diversas investigaciones judiciales, aunque en libertad

Comentarios