Pais
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Hallan a un hombre desnudo, apuñalado y estrangulado

La principal sospecha es que el crimen fue cometido por alguien vinculado al ambiente de "taxi boys" durante un robo.

Un hombre fue hallado desnudo, apuñalado y estrangulado en su vivienda de la localidad bonaerense de Aldo Bonzi, partido de La Matanza, y la principal sospecha es que el crimen fue cometido por alguien vinculado al ambiente de "taxi boys" durante un robo, informaron este miércoles fuentes judiciales.

Junto al cuerpo de la víctima, los pesquisas detectaron un foco ígneo, indicativo de que quien cometió el asesinato intentó prender fuego la vivienda para borrar evidencias, lo que finalmente no logró, añadieron los voceros.

El episodio sucedió la tarde del domingo último, en una casa de dos plantas situada en la esquina de Cochrane y Alico, que tiene dos puertas de ingreso, que dan una a cada calle, y por las que se accede independientemente a cada nivel.

Los voceros explicaron que en la planta baja vivía solo Juan Argento (58), mientras que arriba lo hacen su hermana y la hija de ésta, una joven de 24 años.

El domingo cerca de las 17, a raíz de una llamada extraña realizada desde el teléfono de Argento al de su primo y socio, la sobrina de la víctima fue hasta la planta baja a ver qué había sucedido con su tío y lo encontró asesinado, tendido desnudo en el suelo del living, con una remera alrededor del cuello y heridas contuso cortantes en distintas partes del cuerpo.

Junto al cuerpo había una tijera ensangrentada y algunos candelabros también manchados con sangre, informaron los voceros. Al llegar la Policía y los peritos al lugar, determinaron que la víctima había mantenido un forcejeo con alguien, ya que el lugar estaba todo revuelto, y advirtieron la falta de diversos objetos de valor, entre ellos un equipo de música, el teléfono celular de Argento y su billetera, detallaron las fuentes.

Luego, mediante la autopsia se estableció que Argento murió estrangulado con la remera y que además tenía heridas punzantes que le hicieron con la tijera y golpes.

De los primeros testimonios recabados en la fiscalía de Homicidios Dolosos de La Matanza, a cargo de José Luis Maroto, surgió que Argento era homosexual y solía invitar a su casa, cuando su familia no estaba, a hombres del ambiente "taxi boy" que conocía en la calle, a quienes hacía ingresar por la puerta de la vivienda que da a la calle Alico, para que su hermana y su sobrina no se enteraran.

El domingo, cerca de las 12, los vecinos lo vieron salir a comprar cigarrillos y un par de horas después su sobrina le pidió el auto temprano para ir a la casa de su novio, a pocas cuadras. Ella fue la última familiar en verlo con vida.

El alerta sobre que algo le había sucedido se registró cerca de las 17, cuando un primo de Argento, que también trabajaba con él en un comercio de venta de cortinas, recibió un llamado desde su celular y, al atender, escuchó una voz entrecortada y lejana que decía "vamos a tener que trasladarlo", explicaron las fuentes.

"Fue como si se hubiese disparado una llamada por error y se escuchó de fondo ese diálogo. El primo empezó a preguntar ''¿Juan, estás bien?'' pero se cortó y cuando volvió a llamar el teléfono le dio apagado", explicó un vocero vinculado a la pesquisa.

Preocupado al pensar que su primo se había descompensado en la calle, el hombre llamó a la sobrina de la víctima, le pidió que fuera hasta la casa a ver si le había sucedido algo y fue allí donde la joven descubrió el crimen.

Los pesquisas de la seccional 4ta. de La Matanza y los peritos establecieron que no había puertas ni aberturas forzadas en la casa, que había signos de lucha, numerosas huellas y rastros y que el atacante había huido con las llaves.

A partir de los testimonios obtenidos, la pesquisa se orientó al círculo de "taxi boys", de drogadependientes y de vendedores ambulantes de la zona, donde se cree que Argento contactaba a los hombres con los que mantenía relaciones sexuales.

Los investigadores analizaban las cámaras de seguridad instaladas en las inmediaciones de las viviendas con el objeto de identificar al agresor y no descartaban la participación de más de una persona ya sea en el ataque o en la ayuda para huir con los efectos robados. El fiscal aguardaba los resultados de diversos peritajes para avanzar en la causa y localizar al homicida.

Télam

Comentarios