Policiales
Viernes 19 de Junio de 2015

Habrían impedido una detención quienes denunciaron apremios

El jefe de Policía de Concepción del Uruguay desmintió la denuncia por una supuesta golpiza policial que realizó una pareja

Luego de la denuncia por una presunta golpiza policial por parte de policías de Concepción del Uruguay a una familia, desde la Policía negaron y desmintieron la versión de la pareja integrada por Ignacio Gutiérrez y Celeste Colombo, y marcaron las serias contradicciones en sus relatos.

El jefe departamental, Sergio Olivera, aseguró a UNO que se trató de un procedimiento que comenzó con una identificación de unas personas que iban en moto en la zona de las calles 14 del Oeste y 12 de Octubre, y finalizó con una persecución a un joven que habría efectuado disparos con un arma de fuego y se escondió en la casa de Gutiérrez, quien interceptó a los policías para impedir la detención. Por esto, Gutiérrez resultó herido en el forcejeo con los uniformados y luego fue trasladado a la Jefatura. La mujer, por su parte, según  la versión policial, se metió en la rencilla con una beba en brazos y en esa circunstancia se cayó en una zanja.

“Había dos motos de la Policía haciendo un operativo en la zona, interceptaron una moto y cuando la estaban identificando, a poca distancia escucharon unas detonaciones supuestamente de arma de fuego. Cuando miraron, vieron que salía corriendo una persona. Abandonaron la identificación y salieron a perseguirlo, pero se metió en una casa. En la vereda otro hombre (Gutiérrez) se interpone a la Policía y cuestiona el procedimiento, entonces se trenza en un forcejeo con uno de los funcionarios. En  eso, el que perseguían salió empujado de la casa donde se guareció empujado por la mujer (Colombo), quien resultó ser la esposa del que estaba forcejeando con la Policía, y se le tira encima al policía con la criatura en brazos. Una funcionaria la corrió, empujón más, empujón menos se tropezó y cayó en una zanja”, relató Olivera.

Finalmente, se llevaron detenidos a Gutiérrez por entorpecer el procedimiento policial, se puso el hecho en conocimiento de la Fiscalía y luego quedó en libertad. Los cortes que sufrió el hombre en la cabeza (que según habían denunciado eran por culatazos de un arma), Olivera afirmó que fueron “lesiones típicas de forcejeos y de caerse al piso”. Además, dijo que en ningún momento los uniformados ingresaron a la casa, sino que todo ocurrió en la vereda.

Al jefe departamental le llamó la atención que el relato de la mujer respecto de la situación violenta, no se corresponde con lo que manifestó en la denuncia que le tomaron en la Jefatura, como las agresiones que dijo haber sufrido. “Lo que se descubre después, porque ella misma lo dice en la denuncia, es que el joven que se metió en su casa era amigo del marido, supuestamente menor de edad, y ni siquiera es del barrio”, aseguró Olivera, y agregó: “Les doy todas las garantías posibles, la atiendo en la Departamental, le tomo la denuncia, y me llama la atención que después salga a decir una cosa distinta”. 

Por otro lado, el jefe policial contó que el procedimiento de identificación en el lugar fue en respuesta al pedido de mayor presencia policial en la zona por parte de los vecinos, en una reunión mantenida hace unas semanas, donde recibieron el reclamo y las quejas por distintos hechos de violencia e inseguridad.

Dos causas en la Fiscalía

La Fiscalía de Concepción del Uruguay recibió la denuncia de Gutiérrez por los presuntos apremios ilegales, y al mismo tiempo anexó a este legajo la causa que se había iniciado horas antes,en la que se imputa al mismo hombre por entorpecer un procedimiento policial. A su vez, recibió las declaraciones realizadas en sede policial luego del conflicto desatado en la zona de 14 del Oeste y 12 de Octubre. Aún no hubo citaciones a declarar para realizar imputaciones.
 

Comentarios