La Provincia
Martes 24 de Mayo de 2016

Habilitaron acceso a Villa Paranacito por la ruta provincial 46

Salvo los domingos, será con restricción horaria para vehículos livianos, transporte público y escolar

Desde ayer quedó habilitado en dos franjas horarias el camino que comunica la comunidad de Villa Paranacito con el ingreso asfaltado de la ruta provincial 46. Desde la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) informaron que se podrá circular en este tramo con restricción horaria para vehículos livianos, transporte público y escolar. “Los días de semana se podrá transitar de 12 a 14 y de 18 a 8; y los domingos normalmente. Las ambulancias circularán sin restricción. Se trata de una medida preventiva que busca favorecer la continuidad de los trabajos en la traza y brindar seguridad a los vecinos de esa localidad del departamento Islas”, indicaron desde el organismo.

Según explicaron desde la Zonal XV de Vialidad, el objetivo de esta medida es que la empresa contratista pueda ejecutar sus tareas con normalidad y sin representar peligro alguno para aquellos que transitan por la traza. La zona más crítica es la curva del Matadero, por falta de coronamiento y exceso de humedad, por lo cual se estima que una vez superado este tramo se podrá habilitar media calzada y así anular la restricción horaria. 

“Si todo sale bien, a partir de la semana que vine se podría habilitar definitivamente”, adelantó a UNO Gisel Benavento, quien trabaja en el área de Comunicaciones de la Municipalidad de Villa Paranacito.

En el marco de esta obra, la DPV solicitó a los vecinos no dejar autos detenidos sobre el tramo Piñol-Gómez Seva, dado que la base del trazado no lo permite. A su vez, con respecto al tránsito de mediano porte, menor a seis toneladas, recomiendan aguardar el secado y afirmado del suelo, para evitar inconvenientes mayores. Aquellos que deban realizar transportes con pequeñas cargas, podrán transbordar desde el barrio Náutico a vehículos livianos. 

Cabe recordar que el ingreso permanecía cortado desde la tarde del 16 de abril, cuando a pesar de los esfuerzos del personal vial, las crecientes de los principales afluentes de Entre Ríos, sumados a las persistentes lluvias y los efectos de la sudestada que se registraron el mes pasado, provocaron el alza de la cota del río Paranacito, hasta superar la altura de las defensas. 

***
Perspectivas


Esa situación obligó a vecinos a dejar sus hogares y ser asistidos por diferentes entes oficiales y privados. Desde distintas ONG se han organizado cruzadas solidarias para ayudar a sobrellevar el difícil momento de los habitantes que viven en esa zona del delta entrerriano. 

Si bien la altura de los ríos descendió notablemente en los últimos días y genera buenas perspectivas, todavía hay entre 38 y 40 familias que continúan sin poder regresar a sus hogares y permanecen alojadas en los centros de evacuados dispuestos por el Municipio. “Esto no se termina todavía y hasta que puedan volver a sus casas se los sigue asistiendo con alimentos y todo lo que necesiten”, señaló Gisel Benavento.

Asimismo, comentó que ya culminaron los trabajos de reparación del dique San José. “Este dique fue el que hubo que abrir de manera controlada para inundar una parte del pueblo y evitar que el agua afecte más zonas. Ya se logró bombear el agua y ahora se está trabajando en la reparación de la calle. También se están llevando adelante las tareas de limpieza y desinfección del lugar”, sostuvo.
 

Comentarios